Páginas vistas en total

pasan por aquí con asiduidad

martes, 18 de octubre de 2011

ejerciendo de papa orgulloso

Estooooo... no es que sea pasión de padre, pero hay que reconocer que mi hija Paula es la niña más guapa de la foto, ¿verdad?...También hay que reconocer que ella es la única niña de la foto, pero eso es un detalle sin importancia, jajajajaa
(un poquito de orgullo de padre)




La Alcaldesa, Custodia Martos, junto a la Concejala de Educación, Raquel Fuentes, acompañados de Rafael Martínez, Jefe de Servicio de aqualia en Martos, han entregado los premios, un completo maletín de pinturas de Imaginarium, a cada finalista: Pablo Molina Águila del colegio Virgen de la Villa; y Paula María Ribó Castro, del colegio Divina Pastora.
Aqualia confirma el éxito de la novena edición del Concurso Internacional de Dibujo Infantil que la empresa celebra cada año con motivo del Día Mundial del Agua, que se conmemoró el 22 de marzo. Un total de 201 escolares de 3º y 4º de Primaria de 5 colegios del municipio presentaron sus dibujos en el certamen.
Podemos decir que los escolares de Martos pintan ‘de lujo’ el agua, ya que todos los trabajos, con gran creatividad, reflejan la importancia de hacer un uso responsable de este recurso tan “valioso”.
El dibujo de Pablo reflejaba la idea de que el agua se ha convertido en algo tan escaso y valioso como el petróleo. El de Paula mostraba el ciclo urbano del agua a través de las distintas infraestructuras hidráulicas que intervienen en el mismo.
Precisamente este año, el lema “El agua, el lujo más transparente” llama la atención sobre varios aspectos, ligados tanto al carácter del propio recurso como a su gestión. Aqualia es la empresa responsable del suministro de agua en calidad y cantidad a los vecinos de Martos. “Nos gustaría que el mensaje de conciencia y valor lanzado por nosotros llegara desde los más jóvenes – a través de sus dibujos – hasta el conjunto de la sociedad”, concluye el Jefe de Servicio de aqualia.

lunes, 17 de octubre de 2011

otra vez en el camino

a lo mejor esto de estar enamorado es precisamente esto,

a lo mejor esto de estar enamorado se puede definir de otra forma mejor, pero a mi no se me ocurre

a lo mejor esto de estar enamorado es tener la certeza de que solo el pegamento de tus besos puede arreglar los destrozos de mi cascado corazón

a lo mejor esto de estar enamorado es poderte pasar horas divagando en conversaciones que si un tercero escuchase pensaría que estamos en la hora de paseo del frenopático

a lo mejor esto de estar enamorado es dormirte mirando su espalda, acompasando tu respiración a la suya

a lo mejor esto de estar enamorado es mirarse en los ojos de la otra persona y verse reflejado

a lo mejor esto de estar enamorado es notar como se acelera el corazón con solo oler su sutil perfume

a lo mejor esto de estar enamorado es ser incapaz de mentir, aunque a veces, la verdad escueza un poco

a lo mejor esto de estar enamorado es sentir que no tienes casi nada material que ofrecer pero aun asi lo compartes y al otro le parece el mejor de los tesoros

a lo mejor esto de estar enamorado es para siempre


jueves, 29 de septiembre de 2011

y la vida sigue...aunque no sea igual

Hoy hace un año de una huelga general que pasó sin pena ni gloria, pero para mi familia el día 29 de septiembre de 2010, quedará grabado a fuego en nuestras vidas, como el día en el que mi padre se cansó de pelear con la enfermedad y nos dejó para así poder alcanzar su merecido descanso. Fue un personaje, un actor principal en la historia de mi vida, aunque siempre prefirió ocupar el lugar del secundario brillante, ese que da sentido a toda la historia desde un discreto segundo plano, quizás por eso lo descubrí demasiado tarde, no tuve tiempo de disfrutarlo suficientemente.


Han pasado los días, los meses y sigo echándote de menos y después de un año como el primer día, en este tiempo algo convulso de mi vida he buscado tus consejos y me has enseñado lo mejor, que tú ya no estás para dármelos pero tus enseñanzas continúan, perduran, forman parte de mí.
Te quiero papa, te extraño.
Flaco, en donde estés cuídate mucho!!

viernes, 23 de septiembre de 2011

fin de un ciclo

Hoy comienza el otoño y lo hace a lo grande, al menos en mi pueblo, cielos grises, vientecito, una más que respetable bajada de las temperaturas y la sensación de que se puede cerrar una etapa, la del loco verano de 2011.

Un verano lleno de luces y de sombras, un verano en el que decidí perderme como única fórmula posible para poder encontrarme de nuevo. Y así he viajado todo este tiempo en una montaña rusa que parecía subir y bajar a su antojo, sin control ni mesura.

Hoy digo adiós a un verano, con demasiadas noches que terminaban con gafas de sol, conversaciones triviales, risas y locos planes para el resto del día que acababas de comenzar, sin haber terminado el anterior.
Un verano con sabor a sal de los mares del sur en la piel y arena de sus playas en mis zapatillas.

Un verano lleno de pieles doradas, cuerpos de infarto, miradas que matan evocando recuerdos del pasado.

Un verano de brazos bronceados que se rozan casi sin querer con los tuyos, en las barras de los bares de copas, de conversaciones en el oído por el ruido de la música y que propician algún roce de labios en la oreja o el cuello, provocando que se te erice el vello de todo el cuerpo, incluso en medio de una asfixiante ola de calor veraniega.

Un verano en el que sabía a donde no quería volver, pero no tenía ni idea de dónde ir para escapar de todo aquello.

Un verano en el que una presencia femenina me ha alegrado algunas noches y todas las mañanas al despertarme, ella es un personaje que quién me conoce bien dice que se me parece mucho, incluso físicamente, ya que tiene el pelo gris al igual que yo y ambos compartimos el color verde en los ojos, solo que, yo soy adicto a las gafas de sol y ella siempre es capaz de lucir esa atractiva mirada incluso bajo un sol de justicia.

Los dos somos juguetones y zalameros y poco a poco voy descubriendo que incluso tenemos los mismos gustos musicales.

Ella es mi gata LUCKY, lo del nombre, le viene por dos motivos, el primero y puede que de más peso, sea que yo fumo y Lucky y era eso lo que estaba haciendo cuando llegó a mis manos, el segundo es que ha resultado ser una gata AFORTUNADA, ya que era una cachorrilla abandonada y de futuro incierto de no ser por mi adopción…
Por lo demás la vida sigue, y ahora que parece que el cielo se llena de negros nubarrones, los de mi horizonte personal, comienzan a diluirse!!

¡FELIZ OTOÑO A TODOS Y A TODAS!

domingo, 11 de septiembre de 2011

mi cambio del mundo

Hoy hace 10 años que cambió el mundo, dicen algunos, para mí cambió dos días después, ese mágico 13 de septiembre, nació mi hija Paula...en medio de un mundo convulsionado y diez años después el panorama no mejora, a diario constatamos la estupidez del género humano, ojalá que mi hija cuando cumpla 20 años pueda decir que hemos aprendido la lección y hemos corregido el rumbo...la esperanza es lo único que nos queda.

miércoles, 31 de agosto de 2011

ARRANCANDO

Después de un larguísimo parón estival, que no por largo menos merecido, va siendo hora de dejarse arropar por la cálida rutina, de agendas, reuniones, kilómetros, esa que me hace sentir vivo, esa misma de la que renegaré en breve (seguro que antes de navidad habrá algún post, en el que salga despotricando de mi forma de ganarme la vida y del mucho tiempo que me absorbe, pero eso será otra historia).


Lo cierto es que ya toca desperezarse, ponerse al día leyendo blogs amigos, tan abandonados por mi parte en sus razonamientos este verano, que para mí ha ido demasiado deprisa, muchas madrugadas, mucho humo, vapores etílicos, infinitas risas y aquello de la función reparadora del bienestar físico y mental de las vacaciones, que ya tendré que dejarlo, para las de navidad, si puede ser, que estas me han dejado hecho polvo, con sueño atrasado (supongo que habrá alguien que cuando lea esta parte se dará por aludida…por aquello de robar el sueño!!).


En fin!! Desde hace ya varios años, vengo poniendo en práctica la vuelta a la actividad de forma gradual, como método infalible para ahuyentar el síndrome post vacacional, así que no voy a extenderme mucho más en esta entrada. Para terminarla, si voy a dejar una cancioncita, por empezar como terminé antes del frenazo veraniego, y además el tema elegido es del mismo grupo, Pereza, aunque he de decir en mi descargo que la similitud entre el nombre del grupo y mi estado es pura coincidencia.

NOTA:la primera estrofa de la canción define perfectamente mi estado actual.



miércoles, 10 de agosto de 2011

MATAR AL CARTERO

Creo que a mitad de semana de este asfixiante mes de agosto, una cancioncita sentará bien, y además describe como me siento de una forma genial (dos días triste, dos días pedo)¡¡Qué grandes Rubén y Leiva!!





Llevo mucho tiempo fuera de mi
perdido y como si no tuviera alma
haciendo el perro por los bares
perdiendo el hilo
pidiendo a gritos un poco de calma

Nada me sale, o me sale mal
todo lo que hago no sirve para nada
pongo empeño y quiero hacerlo bien
pero al final todo se caga

Y nada es suficiente y no se por que
me falta algo y no se qué
tengo de todo dentro de un orden
pero en el fondo nada que importe

Nena, nena, nena, nena
no es por ti
es lo de siempre
no es nada nuevo

Cada vez mas solo y mas pellejo
dos dias tristes, dos dias pedo
no llegan cartas desde hace tiempo
creo que voy a matar al cartero

Y a tu lado perdí mi tiempo
lo volveria a perder de nuevo
para mi lo facil es odiarte
pero debo de estar haciendome viejo

Y nena, nena, nena, nena
no es por ti
lo que tuvimos
ya ni me acuerdo

Y cada vez mas solo y mas pellejo
dos dias tristes, dos dias pedo
no llegan cartas desde hace tiempo
creo que voy a matar al cartero

y yo bebiendo, fumando,
me voy elevando
perdiendome un rato
buscando algo
perdonandome el no volar
Porque bailando y soñando
vamos tirando

Y nena, nena, nena, nena
no es por ti
es lo de siempre
vamos tirando

Y cada vez mas solo y mas pellejo
mejor reirse, es lo mas serio
no llegan cartas desde hace tiempo
creo que voy a acabar...

cada vez más solo y más pellejo
dos dias tristes, dos dias pedo
no llegan cartas desde hace tiempo
creo que voy a matar al cartero

viernes, 5 de agosto de 2011

Paco un pringao como otro cualquiera

hoy por ser fin de semana os dejo un relato corto, la historia de Paco, un pringao como otro cualquiera
espero que os guste y buen fin de semana


Pí…pí,pí…pí…pí,pí…
Desde la penumbra que generan en el cuarto las rendijas de la persiana casi bajada del todo…

Una mano avanza por la mesita de noche, buscando al tacto el móvil para apagar la alarma del despertador, después de tres intentos lo consigue.

Paco se plantea ahora desde la calma y el silencio abrir los ojos, aún enrojecidos por el exceso de alcohol de la noche anterior, la lengua pastosa y un zumbido en los oídos que en principio creía consecuencia del desagradable sonido del despertador, le auguran una monumental resaca.

Pasados unos minutos se decide a encender la luz del cuarto, el fogonazo intermitente le ciega momentáneamente y la claridad le remueve el cerebro dentro de su cráneo igual que la arena dentro de unas maracas “salseras”.

Cuando consigue parar la noria en que se ha convertido su cama, observa con detenimiento el desangelado cuarto donde pasa sus solitarias noches, una cama coja, suplementada con una pila de libros viejos que ha modo de improvisada prótesis hace las veces de cultural pata.

El armario de dos puertas en el origen luce solo una actualmente y deja ver el desordenado contenido de la mitad del mismo, la mesita de noche, desconchada y con dos cajones a medio cerrar, por no tener tiradores, por donde asoman calcetines y calzoncillos de los que no se alcanza a distinguir si son limpios o no del todo, conforman todo el mobiliario de la pieza.

Una botella de ron (de esas del mercadona) bastante menos de media yace en el suelo cerca de la cama.

La puerta del cuarto por su parte interior muestra varios agujeros y hendiduras fruto de los puñetazos y cabezazos propinados por Paco a la misma en las noches de delirios y euforias etílicas.

Nada más poner el pié en el suelo, Paco percibe como una masa viscosa y maloliente se adhiere entre los dedos de su pié que para más desgracia es el izquierdo (hoy no será un buen día) con gesto cansado baja la mirada hasta el suelo y constata el hecho de que la masa que pisa son los restos de la hamburguesa que cenó anoche y que vomitó posteriormente al acostarse, una arcada le pellizca el abdomen y la garganta y corre al baño para tratar de vomitar en el wáter o en el lavabo, no lo consigue y desparrama el resultado de la arcada en el angosto pasillo manchando el suelo y buena parte de las paredes.



Como puede, sorteando las salpicaduras del líquido de color indescriptible, llega al baño y abre el grifo del lavabo, renegrecido como el de un viejo taller mecánico. Con ayuda de las manos bebe agua y se enjuaga la boca que ya para entonces le escuece de la acidez producida por la mezcla de jugos gástricos y alcohol rancio a medio fermentar.

Arrastra sus pasos hasta la cocina, mira la cafetera, que por suerte está más o menos llena de un liquido marrón con una preocupante “telilla” irisada, que lo cubre, después de olerlo varias veces, lo identifica como café y aunque se esfuerza es incapaz de recordar desde que fecha está preparado en la cafetera.

Entre un montón de platos y vasos sucios que ocupan todo el fregadero y buena parte de la encimera, encuentra una taza que no está demasiado mal. Decide utilizarla para el desayuno.

Rebusca entre los cajones de la cocina y saca una aspirina C efervescente y la echa al café, tiene que poner freno a esta monumental resaca, como sea, piensa y en voz alta se dice a sí mismo: “Paco, Paco, a lo que tienes que poner freno, es a esta mierda de vida que llevas” Bebiéndose de un solo trago la espumosa mezcla de incalificable sabor, sale de la cocina.

De camino al cuarto de baño pasa ahora con algo más de lucidez por delante del cuarto de los niños, desierto desde que Raquel se largó y aquella jueza le impuso la orden de alejamiento, por ese estúpido arranque de celos, que le dio el día de la comida de navidad en la empresa, después de llevar ya dos años divorciados,¡¡ que lejos quedan ya los días de la custodia compartida, de los muebles de IKEA montados para los niños, con más ilusión que pericia!!, desde que la señora jueza lo catalogó en la sentencia como un alcohólico violento que necesitaba rehabilitación, desde entonces, solo suena en su cabeza “SI PUDIERA” de Los Suaves, como banda sonora de su vida.

Mira el reloj y constata el hecho de que si no quiere llegar tarde al trabajo, y no está el horno para bollos en el curro últimamente, se irá sin afeitar y menos aún sin duchar.

Un trago de colutorio mientras echa una meada, será toda la higiene personal que se permita hoy.

Tanteando, busca los calcetines debajo de la cama procurando mover la cabeza lo menos posible.

Se mete los pantalones en una pierna y al ir a meter la otra, su maltrecho sentido del equilibrio esta mañana hace el resto haciéndolo caer por el pasillo, entre juramentos en arameo, se percata de que el cigarro que colgaba de su labio, esperando pacientemente su turno para ser encendido cuando encontrase el mechero se ha partido con la caída, ya no sabe si reír o llorar por ser tan patético.

Sale al rellano y se cruza con el vecino del “C” que huele a Barón Dandi en exceso, lo que le provoca una nueva arcada y decide buscar la escapada hacia la calle a través de la escalera, aunque viva en un 7º. Siempre será mejor eso que manchar el traje del señor Pérez, tan buen padre, tan buen marido, tan buen y puntual trabajador, tan, tan, tan gordo y tan capullo, con una monumental vomitona.

Una vez alcanzada la calle la marea humana lo desorienta, más aún si cabe, se adecenta la corbata que se aflojó antes de llegar al tercer piso buscando algo de oxigeno extra en sus pulmones y como medio de contención de una incipiente sudoración que comenzaba ya a perlar su pecho y su espalda.

Busca en el bolsillo de la chaqueta sus gafas de sol y después de tantear todos los bolsillos, en un alarde de agilidad mental sin precedentes para esta mañana, recuerda que se las regaló ayer a la petarda con la que se tomó las seis primeras copas de la noche en aquel antro de mala muerte, con luces rojas y bachata como música de fondo.

Nuevamente maldice su suerte y agacha la cabeza, para protegerse del sol haciendo así más visible su incipiente calvicie, cuestión esta que le desespera, borracho, sí, coqueto también, que lo cortés no quita lo valiente.

Unos minutos antes de llegar a la boca de metro se siente desfallecer, casi de manera automática saca un sobre de azúcar y comienza a masticarlo con la boca completamente seca y pastosa, mastica con avidez, repitiéndose mil veces, ¡¡ hazlo por los críos, por los críos, sigue!!

Después de varios trasbordos, innumerables empujones y unos segundos de roceteo preocupante de una vieja con su bragueta llega a la oficina, con los ojos rojos, con ojeras, barba de dos días y la corbata manchada de una mezcla pegajosa de saliva y azúcar.

Dice buenos días entre dientes, ya que hasta a él mismo le sorprende la pestilencia de su propio aliento.

Se sienta, enciende el ordenador y busca con desesperación los chicles que juraría tener en el cubículo sin techo que le hace las veces de despacho, la melancolía le invade cada vez que ve los cubiletes de sus compañeros, llenos de fotos y dibujitos de sus hijos, el suyo más bien recuerda a Nueva Orleans después del paso del Catrina, papeles desordenados y facturas amontonadas pendientes de mecanizar.

Como cada mañana un primer vistazo a la bandeja de entrada del correo corporativo, después ya habrá tiempo de leer la prensa deportiva on line, el resto de las noticias hace ya demasiado tiempo que no le interesan.

El primer correo de la bandeja, es una citación para acudir al departamento de Recursos Humanos a las 11:00 y Paco piensa: ¡¡Coño que suerte la mía, precisamente hoy que vengo como vengo!!
El señor Romero director de Recursos Humanos piensa que daría igual el día que eligiesen, lleva más de seis meses “viniendo como viene” a diario.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Vacaciones?? si... ya... seguro!!

Hoy hace un año y dos días que decidí abrir esta ventana al mundo, creyendo que nadie repararía en ella, para de un modo interesado vomitar la frustración que me producía el hecho de tener que ir a negociar un expediente de extinción de contratos, el primer día de vacaciones, y no por estar de vacaciones, sino por qué esa reunión suponía la pérdida de empleos y con ellos de esperanza para muchos padres de familia, de aquello hace un año, en este transcurso de tiempo ha habido otros muchos expedientes, pero no solo eso. Un año da mucho de sí, en este año he reído, he celebrado, he llorado y he descubierto que aún estando lejos me habéis hecho sentir arropado en todo momento con vuestros comentarios.


Bodas, bautizos, comuniones, entierros y separaciones, todo lo he vomitado en estas páginas en blanco, que han soportado con estoicismo digno de mención mis neuras, mis rayadas, mis bajones y mis ataques de euforia(los menos la verdad).
Este año, la historia se repite y el primer día de vacaciones lo dedico a recabar información sobre un accidente de trabajo mortal que ocurrió el sábado de noche en una fabricucha de la provincia, pero eso no es noticia, no sale en el telediario, ¿Cuánta gente pierde la vida en el trabajo a diario, o por consecuencia de él, en forma de enfermedades que derivan en muerte? Seguro que casi todo el mundo sabe cuántos muertos hubo en el atentado de Oslo, o conocen las últimas escaramuzas de la insurgencia suní (o como coño se escriba), o saben que este año van 34 víctimas de violencia de género? Pero claro eso es terrorismo, es violencia ¿ y lo otro? ¿No podemos definir lo otro como terrorismo industrial?¿ No podemos darle el apelativo de violencia empresarial?... en fin!!(mejor lo dejo en este punto…que me caliento)


La vida, para los demás sigue, ni mejor, ni peor, diferente.




Yo, más solo, más viejo, infinitamente más cansado, (aunque con el aliento que supone cada uno de vuestros comentarios) tratando de escribir en un cuarto pequeño en el que duermo desde hace un tiempo, pero que no reconozco como mío, leyendo con avidez libros prestados y llenando las noches y los días de verano de cervezas y risas, para enterrar llantos y frustraciones, pensando en lo mucho que añoro el invierno y el ritmo de vida cuando no hay vacaciones y se tiene menos tiempo para pensar, para divagar.


¡¡DIOS QUE GANAS DE FRIO EN LA CARA YA!!

y ahora surge la gran pregunta de mi vida...¿esto, es tóó, esto es tóó, esto es todo amigos? la verdad no lo creo, mienttras pueda seguir contanto con todos vosotros

miércoles, 13 de julio de 2011

Los piratas - Años 80

una cancioncita con la que me siento muy identificado, para la mitad de la semana, otro empujoncito y será viernes!!

lunes, 11 de julio de 2011

calores, calores, calores

Es lunes y la perspectiva de las vacaciones a la vuelta de la esquina, me endulza la semana.

El calor se me hace insoportable a ratos y me resulta asqueroso todo el tiempo, montarme en el coche que dejé aparcado en medio de cualquier polígono con un sol de justicia como único compañero se me hace insufrible, esa sensación de vacío que se produce en los pulmones cuando abres la puerta y acomodas el culo en el asiento, esa bocanada de aire caliente que te abrasa por dentro y te obliga a tirar el cigarro automáticamente, las prisas por meter la llave, dar el contacto y bajar las ventanillas, conectar el aire acondicionado y aun así notar como el sudor te ha ganado la partida y empapa tu pecho, además de correr libremente por tu espalda y perlar por completo tu frente, me supera.

Cinco minutos después, de haberlo conectado, maldices al aire acondicionado, ese mismo que te salvaba la vida hace unos instantes y que ahora seca con frio el sudor empapado en tu camiseta, dando paso a un concierto de toses y juramentos en arameo.

El verano es tiempo de ricos, de piscinas y playas, de cañas por las noches en las terracitas, de chanclas y no de zapatos de seguridad, de trasnochar y no tener prisa por madrugar, los pobres currelas, sufrimos los efectos del calor multiplicados por mil.



Por eso yo, siempre defendía a ultranza las bondades del frio y gris invierno, es cuestión de ir acomodando capas a nuestro cuerpo en función de la necesidad, el frio se quita solo con más ropa de abrigo, pero y con el calor, ¿qué hacemos con el calor cuando vamos semidesnudos por casa y sigue resultando sofocante? Además soy un enamorado de los cielos grises, esas tonalidades le dan un aire romántico a cualquier paisaje, los campos suelen estar verdes, y lo que fue un espectáculo de colores, matices de luces y sobras y vida, pasa a ser un espacio ocupado únicamente por el amarillo de las hierbas secas, muertas y la única señal de vida la dan los chicharras que me provocan un terrible dolor de cabeza.

Hay quien defiende que el verano tiene un componente socializador, se habla más, se sale más, ahora bien, ¿Quién no ha tenido una maravillosa conversación a los pies de una chimenea, con un buen vino en la mano? Esto también socializa, reunir un grupo de amigos entorno a la chimenea, me parece una muy buena opción.

En fin, no me queda otra que contentarme con pensar que el periodo de vacaciones llegará pronto y al menos podre amortiguar los calores poniéndome en remojo por dentro y por fuera, eso, o emigrar, a cualquier punto del hemisferio austral, a disfrutar de su invierno en agosto, pero como mi economía domestica este año no está para tamaño dispendio, me sentaré a esperar el frio invierno entre gazpacho y cervezas, para hacer más llevaderos estos calores.
¿y a vosotros, os gusta más el verano o el invierno?

miércoles, 6 de julio de 2011

"Necesidades perentorias"

Lunes por la mañana, cientos de kilómetros y la sensación de llegar tarde a todas partes, el teléfono del trabajo echa humo y tengo que hacer verdaderos esfuerzos para no bajar la ventanilla y tirarlo en la primera cuneta llena de matojos y bolsas rotas que encuentre.

La semana empieza, ¿cómo decirlo de forma amable? Cojonudamente!!!
Otra mirada de soslayo a la agenda y empiezo a tener claro que no podré llegar a tiempo a todas partes,¡¡¡ falta tan poco para las vacaciones y tengo tanto trabajo en medio!!!

El coche vuelve a lucir una lucecita de fallo de motor justo en el centro del cuadro de mandos, ¡¡me da igual, no tengo ni tiempo, ni dinero para arreglarlo!! Así que a la cola de tareas pendientes.

Martes, las cosas se van aclarando, tengo muchas tareas tachadas en la agenda y empiezo a creer que podré hacer frente a todo lo que tengo por delante, desayuno café con zumo de naranja, algunas risas y buena conversación, no empieza mal el día!!

Casi al final de la jornada, decido ir a darle una paliza el saco de boxeo, después de leer algunas, de las propuestas planteadas, por una gran empresa para la negociación colectiva de los próximos años, siento la necesidad perentoria de golpear con rabia, a alguien o a algo, al final me inclino por hacerlo con un ser inerte, así los únicos que se resienten son mis nudillos y mis hombros que después de 45 minutos deciden que declararse en huelga alegando trato abusivo por mi parte. No me queda más remedio que atender sus reivindicaciones.



Por cuestiones que no vienen a cuento, son casi las doce de la noche cuando llego a casa, cansado pero con una sonrisa instalada en la cara, una conversación de esas que te hacen trabajar el cerebro de forma trepidante ha contribuido en buena parte a ello.

Llego a casa, ducha fría y directo a la cama, el efecto del agua fría sobre mi cuerpo, ha sido vigorizante y me cuesta dormirme, así que cojo un documento de trabajo, lo comparo con la versión anterior y voy anotando en los márgenes los cambios que detecto, que siendo claros, son muchos y van en detrimento del bienestar de mis compañeros y del mío propio, lo dejo a la mitad, porque cuanto más avanzo más se asienta en mi pecho el desaliento y directamente paso de sufrir una de esas largas noches de insomnio por culpa del trabajo.

Suena el despertador temprano, ya es miércoles, el día de hoy es duro y el trabajo no terminará hasta por lo menos las 23:30 horas. La mañana ha finalizado bien, con los resultados esperados, he comido con compañeros y me he reído mucho, después de la tensión inicial de primeras horas del día.

Un par de horas en casa para relajarme,escribir algo como esto, leer algún mensaje en facebook que me vuelve a dibujar una sonrisa y darme una ducha rápida, otra vez a la carga, hasta bien pasadas las 23horas, momento en el que me tomaré un par de cervezas, si es que vuelvo a tener motivos para celebrar, pero eso aún no lo sé.

Mañana, jueves, visita al especialista médico para ver la evolución y posible cambio o retirada de tratamiento, la tarde, al menos parte de ella la pasaré con mis hijos, qué la verdad es que tengo bastantes ganas de verlos!!

Y después de eso será viernes, tendré terminada una semana que se prometía horrible y que al final ha resultado ser como cualquier otra, es solo cuestión de perspectiva, y yo a estas alturas de la semana prefiero pensar que veo el vaso medio lleno.

martes, 28 de junio de 2011

Aves de Paso - Joaquín Sabina

...como pañuelos cura fracasos...

tic, tac, tic, tac...

Tic, tac, tic tac…, el viejo reloj de mi abuelo en mi muñeca, me rescata de la desesperación de ver parpadear el cursor en una página en una página en blanco.
Tic, tac, tic, tac… el tiempo avanza impasible, imposible de frenar.


Tic, tac, tic, tac… peinar canas cada mañana, frente al espejo.
Tic, tac, tic, tac… mirarme a los ojos y no sentirme viejo, ¡¡nunca antes estuve tan vivo!!
Tic, tac, tic, tac… futuro incierto, no me importa, me dejo absorber por el presente.
Tic, tac, tic, tac… minutos frente a un café, tic, tac, tic, tac… caladas a un cigarro, tic, tac, tic, tac… salir al balcón y romper a sudar mirando el sol.
Tic, tac, tic, tac… perderme en mis pensamientos y encontrarme de nuevo.
Tic, tac, tic, tac… gracias por esta forma de medir el tiempo, abuelo.

domingo, 26 de junio de 2011

Moscas

El calor asfixiante me envuelve, fuera el ruido de los niños jugando en la piscina, ladridos de perros que se mezclan con la algarabía de los juegos en el agua.

Dentro un par de moscas parecen enamoradas de mi cuerpo sudoroso, tumbado en el sofá, recorren la totalidad de mi anatomía en un sucio y dulce masaje con sus patitas que me mantiene en un agradable duermevela.



Abro la bolsa de tabaco con los ojos cerrados, sujeto con los dientes una boquilla, agarro un papelillo y pellizco el tabaco calculando la cantidad justa para liarme una ración de muerte humeante. Me llevo el pitillo a la boca, con la lentitud de movimientos que me regala Morfeo, tanteo el suelo con las manos, saco una cerilla y la rasco, escucho el crepitar de la ignición, acerco la llama. Primera bocanada de humo que inunda mis pulmones y dejo escapar toses antiguas.



Abro los ojos, me incorporo, la boca seca y la cabeza que gira a su propio ritmo, me recuerdan que fueron demasiadas cervezas las que regaron la comida. Me levanto torpemente, enciendo la radio, arrastro los pies hasta la cocina y me preparo un café con hielo, entre canción y canción, entre sorbito y sorbito de café, entre calada y calada de cigarro, me siento delante de una libreta y un lápiz (ventajas de estar en el campo, ni ordenador, ni wifi, ni historias…)

Por un momento barajo la posibilidad de hacer balance semanal, pero lo descarto de inmediato, porque ha sido como tantas otras una mierda de semana, quitando un par de sorpresas agradables, en forma de visitas a hospitales, café y limonada y un par de llamadas, pero esas son otras historias que afectan a terceras personas y mi intimidad, que es por decirlo de algún modo, poco “intima” lo soportaría, pero la de los demás, he de respetarla, así que emborrono un par de folios, me lio un par de cigarrillos más (algún día voy a tener que plantearme seriamente dejarlo), relleno la taza de café y pienso en algo que contar, pero como no se me ocurre nada que merezca la pena, me voy a la piscina a jugar con mis hijos, que se me antoja el mejor de los planes para el fin de semana!!!

Imagen de “mis frases.org”

viernes, 10 de junio de 2011

Día raro, raro, rrrraaaaaarrrroo...

Lunes por la noche, cena ligerita, buena compañía, buena peli (woody allen, cada día más grande, cuando se pone romántico), paseíto y a dormir a casita, noche tranquila, sin sobresaltos y sin excesos.

Martes, despertador , seis y pico de la mañana, ojos pegados , café dando vueltas en el microondas y el tabaco dando vueltas en el papel entre mis dedos, al final termino de liar el cigarrillo y saco la taza del microondas, sorbo al café, calada al cigarro, comienzo a ser persona, salgo a la terraza, hace un frio que pela y eso que es “cuarenta de mayo”…
Miro el reloj, no tengo demasiado tiempo, de cabeza a la ducha, el resto ya es historia, agua fría para terminar y salir del baño sintiéndome vivo, despierto, salgo a la calle me monto en el coche dirección Jaén llego al lugar donde había quedado con los demás compañeros y en un solo coche nos vamos a Granada, por cuestiones de trabajo, hasta aquí todo bien, salvo un incipiente dolorcito en la espalda, que yo se lo achaco a una mala postura en la cama o a un poco de frio de anoche, nada serio.
Llegamos a Granada, atasco en la entrada, coñazo de espera, tíos hurgándose la nariz en el coche mientras llega su turno de avanzar treinta centímetros con sus vehículos… una vez superado el tedio del atasco, dejamos el coche en un parking, intentar otra opción de aparcamiento es misión imposible.
Salimos a la calle y aquí hace más frío todavía . Decidimos tomar café para entonar el cuerpo antes de las jornadas.
Llegamos al lugar a donde nos dirigíamos, inscripciones, saludos de semanas anteriores, recogida de materiales, etc..
Nos sentamos y un dolor fino se sienta conmigo desde mi riñón derecho hasta mi abdomen, salgo a por agua, para ver si la molestia remite un poco, no tengo ganas de ir al baño pero al beber agua me obligo a ir y nada, regreso al interior de la sala donde se estaba desarrollando las jornadas y el dolor que llevo colgado al riñón parece que se agarra con las uñas y los dientes, un sudor frío me puntea la frente y empieza a recorrer mi espalda, la voz del ponente es un eco que retumba en la distancia, intento leer la documentación que nos han dado pero las letras se han convertido en una mancha grisácea informe, vuelvo a salir para ver si mojando me un poco la cara recupero el control, pero el dolor se hace insoportable, me obliga a sentarme en una silla que hay fuera haciendo ejercicios de contorsionismo para tratar de sobre llevarlo, veo a gente a la que no distingo bien que se me acerca y deciden llamar a un taxi para ir al hospital más cercano y que me vean, yo, que me mareo solo de pensar en las agujas y el olor de los hospitales me pone malo, llego al hospital con Antonio y con Eva y a los diez minutos de estar allí, me siento mucho mejor, y le digo a mi amigo Antonio que tendríamos que pensar en irnos que a mi se me ha pasado la enfermedad, este insiste en que ya que estoy allí que me vea el médico, dos minutos después de esta conversación me retorcía de dolor en la silla de ruedas, es algo insoportable, así que accedí a analíticas de todo tipo, sueros, radiografías y demás pruebas, mil calmantes por vía venosa, que he de reconocer que tienen “su puntito”


Horas de ingreso en la “unidad de cuidados”, que yo al escuchar el nombre me asusté un poco, pero que al final resultó ser una sala de sueros un poco más bestia y más sofisticada, un equipo médico increíblemente amable y profesional, que al final supo entender mi situación y me dio al alta médica atiborrado de calmantes para poder hacer el camino de regreso a casa de más de hora y media en coche, acompañado de mis amigos… hoy voy al médico en mi pueblo para continuar el control del asunto,por el hospital de mi zona, la salud es algo que no se tiene en cuenta hasta que te falta ¿ verdad?, es curioso como el cuerpo dice basta y le da igual si tu agenda es muy apretada, te coloca en un hospital rodeado de sueros y calmantes, ahora el ritmo de tu agenda lo marca otro, la pruebas médicas para ver el por qué y él como del asunto pasan ahora a ser la prioridad.

SIRVA ESTA ENTRADA PARA DAR LAS GRACIAS A ANTONIO, A ANGEL, A ISABEL Y A EVA, POR HABER ESTADO POR PRESTARME SU MANO CUANDO EL DOLOR APRETABA…GRACIAS, NOS VEMOS LA SEMANA QUE VIEN EN GRANADA, SIN SUEROS NI CABLES DE POR MEDIO, PAPELES, DATOS,INFORMES, PERO TAMBIÉN CAÑAS, QUE LA OCASIÓN LO MERECE

domingo, 5 de junio de 2011

Estoy de vuelta...

Vuelta a las costumbres casi olvidadas ya en los rincones de la memoria, vuelta a esos pequeños hábitos, que en mi caso si hacen al monje, vuelta a las risas, las cañas y las tapas, vuelta a las miradas que dicen más que mil monólogos de frases hechas y vacías de contenido que llenan tiempos pero vacían espacios, vuelta a las conversaciones que me erizan la piel y hacen estar despierto, con la mente en marcha, vuelta a dormir con la persiana arriba del todo para saludar a la primera luz de la mañana, vuelta a leer hasta las mil en la cama, vuelta a los abrazos sinceros de amistad limpia, vuelta a ser yo, vuelta a pelear por buscar mi sitio en el mundo, vuelta a conocer personas que me ayudan a avanzar, vuelta a conocer a otras que mejor olvidar, vuelta, vuelta y vuelta, en esas ando, volviendo, tratando de no escandalizarme demasiado al conocerme mejor …



He encontrado el camino de regreso y tengo que hacerlo solo, con la única compañía de mis pensamientos que comienzan a ordenarse, apoyándome a veces de forma egoísta en mis amigos, y otras dándoles el apoyo desinteresado que necesitan, cuando me lo piden o cuando yo lo estimo conveniente aunque no me lo digan.

Vuelta a equivocarme y caer y levantarme mil veces, vuelta a disfrutar de una puesta de sol en silencio, vuelta a saborear los largos paseos por los rincones del pueblo con la única compañía de Sabina en mis oídos, vuelta a perderme, para darme luego el placer de encontrarme y ver que he crecido.

Y como bien dice mi adorado Joaquín, “…NI TAN ARREPENTIDO, NI ENCANTADO DE HABERME CONOCIDO, LO CONFIESO…”

Respirando, respirando, respirando

martes, 31 de mayo de 2011

con las tripas aqui y la cabeza en cualquier sitio

levantarse, reir,
volverse a caer,
llorar, suspirar,
correr, gritar!!!
intentar parar.
Respirar
cerrar los ojos
saltar al vacío
sin una mano
a la que agarrar



Tumbarse y no decansar
caminar hasta la extenuación
y volver a empezar
beber, fumar, soñar
el humo en los pulmones
el alcohol en las venas
el cerebro en los talones.
Levantarse, llorar
volverse a caer,
reir, suspirar.

Pararse y gritar
girarse y mirar atrás
salir corriendo
encontrarte sin buscar
¿donde te puedo guardar?
si mi pecho mal herido
sigue sangrado abierto
de par
en par
abierto de par en par

miércoles, 25 de mayo de 2011

por más que lo intente...

Hay mañanas en que por más que lo intentas, tu estado de ánimo, ese que tú quieres tener, no abandona la cama contigo.
Suena el despertador, intentas colocar tu mejor sonrisa en tu cara, lo apagas, te desperezas y te incorporas, escuchas un chasquido, miras al suelo todavía con la visión borrosa, porque tus ojos no se han adaptado a la luz del día, que está comenzando a amanecer y ves como la sonrisa que dibujaste hace un rato en tu cara se ha caído al suelo haciéndose añicos, recoges los pedazos como puedes, tratas de recomponerlos, te los colocas de nuevo en la cara y sales del dormitorio en dirección al baño y te miras en el espejo y lo que pretendías que fuese una sonrisa es algo más parecido a una mueca falsa de JOKER.
Te lavas la cara, sales al pasillo en busca de tu dosis de café y tu cigarro de rigor matutino a medida que avanzas por el pasillo notas como vuelve a chorrear por las comisuras de tu boca y como si de un payaso de cara pintada en medio de un aguacero se tratase, tu gesto queda desfigurado.


Buscas el café con avidez, esperando que con el plus de lucidez que te aporta el negro líquido excitante puedas encontrar una salida.
“Intrepidez” eso es!! Voy a dejar las sonrisas y voy a colocarme esa mirada intrépida que tantas veces me ha hecho reír en otras ocasiones.
Apuras la colilla en la terraza, sin camiseta, el aire fresco de la mañana acaricia tu pecho y te sientes despierto, de nuevo al baño, ducha casi fría para que los últimos retazos de lo que ha sido un mal sueño, un mal comienzo de día, desaparezcan por el desagüe.


El agua fresca tensa tus músculos de la espalda, permaneces allí en silencio, erguido bajo el chorro que se clava como alfileres en tu nuca y al salir de la ducha, de nuevo frente al espejo sientes que en tu cara ha vuelto a desdibujarse la sonrisa, que tus ojos que pretendían ser intrépidos están demasiado cerca de ser patéticos, pero no te das por vencido, te gritas a ti mismo, REACCIONA, DESPIERTA!! , coges la toalla y frotas tu cuerpo para secarlo hasta el punto de enrojecerlo, tratando de reactivar tu circulación y con ella el torrente de vitalidad en el que llevas instalado casi un mes.
Desnudo llegas al cuarto para coger una camiseta y unos vaqueros, escuchas un ruidito en la cama, destapas las sábanas con la decisión que otorga el miedo y los ves allí, riéndose de ti, tu mirada intrépida y tu sonrisa prestada, hoy han decidido no levantarse, no quieren acompañarme. Espero que esta tumbada sea puntual, no han planteado reivindicaciones, así que supongo que será por las malas noticias recibidas ayer, de no ser así, es probable que el que no se levante mañana sea yo mismo.

martes, 24 de mayo de 2011

vaqueros, camiseta roída y zapatillas

Me levanto y tengo en mente solo un par de objetivos claros, hoy voy a comer, a beber y a reír mucho, hoy estoy de nuevo de celebración, es lo bueno de tener sobrinos e hijos que cumplen años casi a la vez. ¡¡Qué lo celebras todo por duplicado y seguidito!!

Como ya es público y notorio, no voy a esconderlo, vivo de okupa en casa de mi madre, tengo 4 camisetas, algunas zapatillas y vaqueros (yo es que soy muy “casual” como le dicen los modernos en eso del vestir), ahora es cuando os estaréis preguntando ¿y esto a que viene? Pues todo en la vida tiene un porqué.

El caso es que tengo que repetir el trajecito de la semana pasada, que por cierto está muy bien, para ir a la comunión de mi sobrina, lo que me ha tenido, no sé ¿como decirlo? con el rollo “cortado” eso es!! Es el tema de los zapatos, todo sea por no volver a ir a mi antiguo piso a revolver entre mis cosas (todavía).
En fin, que comienzo tempranito, me empaqueto y haciendo un alarde de audacia sin par, me cambio el color de la corbata, sí, sí, ya está, ya parezco otro!! ¿quién me va a mirar el traje si lo que llama la atención es la corbata? Asunto resuelto, hala, a otra cosa!!

Si la semana pasada hacía calor, esta ya supera los límites de lo aceptado por la OMS, en cuanto a exposición a altas temperaturas en locales cerrados se refiere y el aire acondicionado sigue sin ponerlo el señor cura en la iglesia, ¿para qué?¿será que el cura es de ecologistas en acción y los aparatos de aire acondicionado que hay en la iglesia no son de clase energética AAA+ y lo está haciendo como un paso más para salvar el planeta, frenando así con su pequeño gesto el efecto invernadero? ¿SERÁ ESO? SEGURO!!!



La ceremonia me la salto, Noe estaba preciosa (es mi sobrina favorita, aunque también es mi única sobrina) En la lectura estuvo genial, más si tenemos en cuenta que era una de esas lecturas llenas de nombres Bíblicos, de esas que harían tragar saliva a cualquier adulto, la tia no titubeó ni un minuto, tranquila, pausada y marcando genial todos los tiempos, en fin de 10.

Previo a la entrada en la iglesia, tuvimos nuestro momento de besos y de abrazos, ya sabéis, cuando la familia se junta…y en la mía somos muy dados a dejar que pasen los años sin vernos, para así, pillarnos con más ganas, en este caso entre algún miembro de la familia de mi cuñado y yo, llevábamos más de 8 años sin vernos. Y fue allí donde surgió la sorpresa del día.

La comida, espectacular, risas, jugueteos con el aguita de los percebes (me mancharon las gafas dos veces), más risas, más vino, más ostras, idas y venidas a la puerta a fumar, entrada de LA TUNA( corramos un tupido velo sobre este asunto)sí, sí, a nadie nos gusta pero todos cantamos “clavelitos” como los mismos ángeles, en fin!!



Después de la comida para bajar los excesos del fastuoso ágape, licores varios, y ahí entre licor y licor y cigarro y cigarro, comenzamos a hablar, a dejarnos mirar y a mirarnos a los ojos, empezamos a recordar anécdotas de críos, ahí comenzamos a recordar lo que había sido una bonita amistad, nos reímos de “amores platónicos” y nos dimos cuenta que la amistad no es como un jardín que haya que regar a diario ¡¡qué va!! La amistad, la de verdad, esa solo necesita una escusa para volver a brotar.

El resto del día lo podéis imaginar, combinados, nacionales y de importación “A GO GÓ” música de los 80´S (es la media de edad la que nos llevo a esa década por unanimidad) y dolores de pies, en este caso para otros, yo fui listo, antes de las 6 de la tarde, ya estaba con vaqueros gastados, camiseta roída y zapatillas, es lo bueno de saber quién eres, que estás mejor sin disfraces.
¡¡Hoy sí!!


nota: las fotos son de google

domingo, 15 de mayo de 2011

De dolores de pies y otras celebraciones...

Ayer celebró la primera comunión mi hija, la mayor de dos hermanos, Paula y Aberto como ya sabréis los lectores más antiguos del blog, son fruto de mi primer matrimonio.

Los que me conocéis un poco, sabeis que no soy hombre de Dios ni de iglesia en demasía, pero ayer hice un poco de tripas corazón para la celebración.

Me levanté temprano, más o menos a las 9:30 , si tenemos en cuenta que me acosté tardísimo, ¡que le voy a hacer si tengo una vida social muy ajetreada! tanto, que en las últimas semanas, se limita a cotillear por el "feisbuk", a reenviar maravillosos correos-cadena del tipo "SI NO LO ENVÍAS A 20 PERSONAS TENDRÁS 20 AÑOS DE MALA SUERTE" y claro, yo pienso, 20 más 39 que llevo ya!!...mejor lo envío, por si las moscas; y a leer vuestros blogs, vuestras entradas y vuestros comentarios y eso si que acompaña de verdad.

A todo esto hay que sumar que no me termino de adaptar a una cama que no es la mía, por aquello de la situación de interinidad que estoy viviendo en casa de mi madre desde hace unos días en que se produjo mi segunda separación y hasta que pueda alquilarme algo decente para vivir, tampoco puedo dejar atrás que esa noche hacia un calor(como se dice por aquí) PA´CAGARSE!! y por aquello de la alergia, no me atreví a abrir la ventana y el calor no ayuda nada al descanso, aunque la tos y el ahogo alérgico menos; ¡¡pero bueno!! que ya me he puesto a divagar y esto se suponía que era para hablar de la comunión de mi hija.



Nada más levantarme, mientras el té giraba en su tiovivo particular del microondas, me lié un cigarrillo, salí a la terraza y dediqué unas palabras en arameo al calor que hacía justo hoy que tenía que ponerme chaqueta y corbata.
Un par de sorbos de té, terminar el cigarro y a la ducha, con sesión de afeitado incluído y todo, me enfundo el traje y otra bonita dedicatoria en arameo(que se está conviertiendo en mi lengua materna) para los zapatos nuevos, ¿quién me mandaría a mi comprarme zapatos nuevos para celebrar un día tan largo?, a los 5 minutos de tener los pies embutidos en su interior ya estaba soñando con el momento de quitarmelos, salgo del dormitorio hecho un pincel, me miro en un espejo de cuerpo entero y decido de forma unilateral aflojarme un poco la corbata, que una cosa es ser elegante y otra que se me señalen todas las venas del cuello y de la cara... a los pocos minutos, mi madre aparece por el pasillo, está bellísima, radiante, pero al verme un halo de tristeza empaña su mirada, es normal, es el primer acto social familiar sin la presencia de mi padre, un abrazo y como es una mujer fuerte, como diría Antonio Vega, "de seda y de hierro puro" se repone. Un par de bromas acerca de lo guapos que estamos, un par de fotos en la terraza y salimos a la calle, como la iglesia está cerca y como no tengo coche hasta la semana que viene por unos papeles que tengo que arreglar, decidímos ir andando. A menos de 100 metros de casa, mi camisa se ha trnasformado en una medusa húmeda y viscosa pegada a mi piel.

Sofocados llegamos a la parroquia y Paula está con el resto de los niños en una pequeña sala que hay detrás de una puerta contigua a la entrada de la iglesia, está ESPECTACULAR con su vestido de princesita, con volantes de encajes y con un peinado que la hace más guapa de lo que es nomalmente, si cabe. Una risa nerviosa esconde como puede el estado de "histeria" en el que se encuentra, intercambiamos besos, consejillos de última hora para controlar los nervios y pasamos a la iglesia en busca de nuestro banco reservado a la familia, para mi sorpresa y para la del resto de padres, familiares y amigos que empezaban a abarrotar el local, el aire acondicionado, NO ESTÁ CONECTADO, en su defecto unas ventanitas de pequeñísimo tamaño, están abiertas y con eso cree el cura que será suficiente. La ceremonia comienza con un coro de guitarras y los niños avanzan por el pasillo central, todos juntos y se sientan junto al altar mayor. De la ceremonia solo destacaré tres cosas:

PRIMERA: Paula leyo su texto de forma magistral, sin importarle que se dirigiese a más de 200 personas, ¡¡Bravo por ella!!

SEGUNDA: que el calor llegó a ser insufríble, en algunos momentos de la misma llegué pensar que algún crío se desvamecería.

TERCERA:que Paula era la niña más guapa de todas cuantas estaban haciendo la comunión en ese día, ¡no es pasión de padre!, o igual un poco SÍ!! no importa, yo lo escribo como lo siento.

La segunda parte del día la ocupó el banquete, que fué correcto y abundante y que según avanzaba el ágape, el vino hizo, que la tirantez inicial de las dos familias, por los años de distancia, se convirtiese en cordialidad sincera, recordando viejas anécdotas, no estuvo mal del todo el día, siempre que corramos un tupido velo sobre el asunto de mis zapatos, aunque como casi todo en esta vida tuvo solución y cuanto más tarde en arreglarlo, más saboreé la recompensa.
¿Brindamos por ello?

miércoles, 11 de mayo de 2011

hay veces en las que el sol, sale después de media noche

Después de cruzar océanos de letras ordenadas en forma de versos, la poesía se hizo voz en la madrugada, Las risas, hasta ahora por escrito, pasaron a ser música en nuestros oídos, cada frase era una sentencia, cada palabra un cimiento sobre el que levantarnos.



En cada silencio aparecía un destello del amuleto que un día cogió prestado a Xayide y que porta por el mundo cual bandera, de su vida, de su mundo, de su realidad paralela, donde escapa entre la feria y la consulta.



El reloj al que nadie quería dar cuerda esa madrugada, avanzaba implacable y deslumbrados por el sol que brilló después de media noche, vimos como la corriente de endorfinas que cual caballo desbocado avanzaba por nuestras venas, nos diluyó el sueño y nos erizó la piel, al decir hasta mañana.

jueves, 5 de mayo de 2011

Intrepidez, ventolín, café y gafas de sol

Siempre he deseado salir a la calle por la mañana al comenzar la jornada con ese aire intrépido, que tienen los protagonistas de las pelis, sobre todo las antiguas, ese aire, de quién ha dado un nuevo giro a su existencia vital, de quién se ha curtido en mil batallas y tiene la sensación de que se puede comer el mundo entero.

Pues en esas estaba, nada más salir del ascensor repasando la mueca en el último espejo del portal, cuando me calcé las gafas de sol, coloqué la mejor cara de “intrepidez” y salí a la calle, brillaba el sol, hacía fresco, que no frio. Primer objetivo cumplido, soy un tipo intrépido como los actores del cine de los 50´s, sentía la extraña necesidad de llenar mis pulmones de un nuevo aire para que me diese el empujón necesario y así comenzar esta recién estrenada etapa de mi vida, me dispongo a hacerlo, inspiro por la nariz, con la esperanza de llenar completamente mis pulmones, uno, dos, aaattchiiiiis!!!!, ese fue el primero de una serie de más de catorce estornudos seguidos y varios minutos de toses varias, que me dejaron la nariz como un pimiento y el abdomen más dolorido que el de Aznar después de su sesión de entrenamiento diaria. Pero ¿¡¡¡vamos a ver a quien se le ocurre, hacer semejante idiotez en mayo, en la cuna del olivar y siendo alérgico como soy desde hace unos años?!!!

Una vez recobrada la compostura recupero la pose de “intrepidez” y me encamino hacia un bar cercano a tomar el cafelito con leche de la mañana, entro al local, gafas de sol fuera, mirada intrépida que controla a todo el personal, raudo y veloz me acerco al único hueco libre en la barra, pido el café, sorteando la insistencia de la camarera, para que me coma una tostada, ¡¡que si mira que mala cara, que si mira que flacucho, que si verás que buen cuerpo te hace…¡¡como si una tostada me fuese a “tunear” este cuerpo que me dio Dios, que el cuerpo es herencia de mi padre y que no, que no quiero tostada. Gracias!!

Estaba yo, mientras se enfriaba el café, con mirada intrépida perdida por una de las noticias locales, del periódico provincial, cuando al pasar la página con el brío y la energía que le corresponden a un hombre intrépido me derramé el café en el muslo, que además de completamente manchado, quedó, “quemaíto, quemaíto” hasta el punto que tuve que volver a ponerme con cierta celeridad mis gafas de sol para disimular que se me habían saltado dos lagrimones como dos “chorizos de cantimpalo” por el escozor y el dolor de la quemadura. Mientras pagaba el café a la camarera y trataba de despegar con disimulo, el pantalón de la zona calcinada, me pareció ver un atisbo de “intrepidez” en su mirada y al final la chica no pudo contener la carcajada, al darme el cambio, supongo yo que al verme el careto, gafas de sol, mueca de “intrepidez” y dos lagrimones asomando por debajo de las gafas y se despidió con un sonoro,¡¡que tenga un buen día!! a lo que yo respondí encogiendome de hombros y agachando la cabeza.

Así que manchado, quemado, con la nariz como un pimiento morrón y la autoestima pelín maltrecha, llegué a casa,

me cambié de pantalón, me puse crema para las quemaduras en el muslo, me metí dos dosis de ventolín y salí de nuevo a la calle, pero esta vez pensé que a mí la intrepidez de los 50´s me acerca mucho a la estupidez, así que mejor ser como siempre he sido, un tío alegre y normal.
Al final eso es lo bueno de conocerse, que no tienes que cambiar nada en ti solo por que cambie algo en tu vida.

lunes, 2 de mayo de 2011

mi Sísifo particular

Me siento un poco Sísifo, solo que mi "piedra" particular son las relaciones de pareja, me cuesta demasiado hacerlas durar, de tanto en tanto me siento vacío, crece en mí un ahogo inexplicable y en mi cabeza se instala la necesidad de salir corriendo, de dejarlo todo atrás, esta forma de pensar se lleva ya muy mal con mi maltrecha economía doméstica, que con cada divorcio y mudanza ve acrecentar su agujero negro, pero es un instinto de supervivencia que no puedo frenar.
Hay una canción de Tontxu que lo explica mucho mejor de lo que yo podría hacerlo jamás, espero que os guste.

Esta casa sabe demasiado
sus paredes escucharon tanto
que han salido grietas
en el corazón de ambos
y han perdido ya su brillo los armarios
y las luces del salón ya se apagaron.

Esta nuestra casa se ha cansado
de peleas, gritos y portazos
de esconder tras sus cortinas
tanto desencanto
provocado por el paso de los años
y ha empezado tanto amor
a hacernos daño.

Cajas de cartón amontonadas en la entrada
"¿esto de quién es?",
"si no te importa me lo quedaré"
"te noto al hablar una forzada naturalidad"
Me puedo reír
y a solas llorar.

Corazón de mudanza.
Tengo el corazón de mudanza.
Corazón de mudanza.

Esta nueva casa es más pequeña
me acostumbraré a vivir en ella
por la noches estaré pendiente de la apuerta
esperando como siempre a que tu vuelvas
y con tu ausencia dormiré cuando amanezca.

Cajas de cartón amontonadas en la entrada
"¿esto de quién es?"
"si no te importa me lo quedaré"
"te noto al hablar una forzada naturalidad"
Me puedo reír
y a solas llorar.

Corazón de mudanza.
Tengo el corazón de mudanza.
Corazón de mudanza.

Cajas de cartón.
Ahora mismo estoy de nuevo en ello...

viernes, 29 de abril de 2011

Carta urgente

Hay una canción de Rosana, que siempre me ha puesto el vello erizado. En otra etapa de mi vida, porque era yo quién escribía esas "CARTAS URGENTES" cuando ya no había nadie para recibirlas, hoy escribo esta sencilla entrada, porque he recibido una "CARTA URGENTE" pero yo, ya me habia ido... os dejo la letra de la canción



Hay cosas que te escribo en cartas para no decirlas,
Hay cosas que escribo en canciones, para repetirlas,
Hay cosas que están en mi alma y quedaran contigo cuando me haya ido,
En todas acabo diciendo, cuanto te he querido.

Hay cosas que escribo en la cama,
Hay cosas que escribo en el aire,
Hay cosas que siento tan mías, que no son de nadie,
Hay cosas que escribo contigo,
Y hay cosas que sin ti no valen,
Hay cosas y cosas, que acaban llegando tan tarde.

Hay cosas, que se lleva el tiempo sabe Dios a donde,
Hay cosas que siguen ancladas, cuando el tiempo corre,
Hay cosas que están en mi alma y quedaran conmigo cuando me haya ido,
En todas acabo sabiendo, cuanto me has querido.

Hay cosas que escribo en la cama.
Hay cosas que escribo en el aire.
Hay cosas que siento tan mías, que no son de nadie,
Hay cosas que escribo contigo,
Y hay cosas que sin ti no valen,
Hay cosas y cosas, que acaban llegando, tan tarde,
Hay cartas urgentes, que llegan, cuando ya no hay nadie.

jueves, 21 de abril de 2011

¡¡¡To´s por igual, valientes!!!

Suena una corneta de llave dando unos altos imposibles y la cara congestionada, roja, con los ojos inyectados en sangre y las gotas de sudor corriendo por el trozo de frente que deja a la vista el casco de metal plateado, reluciente y rematado por un penacho de plumas blancas que lleva el músico que encabeza la formación, da fé de ello.

Retumban los bombos acompañando ritmicamente a los tambores, que se deshacen repiqueteando redobles y cajas chinas, la banda se coloca estratégicamente en formación flanqueando la puerta de la iglesia de donde debe salir en procesión la imagen a la van escoltar con sus marchas y sus himnos durante varias horas. Suenan dos toques de tambor y se hace el silencio, los cornetas aprovechan para secar las boquillas de sus instrumentos, los tambores para tensar sus correajes, beber un poco de agua y acomodarse los uniformes.

La iglesia cerrada a cal y canto, la escena dentro del templo, hace ya algunos minutos que ha dejado de ser de ser la del recogimiento cofrade en la misa previa a la salida, se ha convertido en frenética carrera ultimando los detalles, en una esquina, tres cofrades terminan de colocarse la faja, otro busca en silencio un rincón donde guardarar sus alpargatas para cumplir su promesa de salir de costalero descalzo y por fin se abren las grandes puertas de la iglesia, el capataz se asoma a la calle, ajeno a la multitud que allí se agolpa y que de forma ordenada conforma un pasillo que guiará durante las próximas horas su recorrido, mira al cielo y su expresión se relaja al percibir que no queda rastro de las tan temidas nubes en Semana Santa, se ajusta el nudo de la corbata en un gesto casi automático, como buscando en ese nudo la confianza necesaria, se gira sobre sus talones y entra de nuevo a la iglesia.

Salen las filas de nazarenos con sus capirotes, portando enormes velones, estandartes y la cruz de guía a la hora prevista



En la calle las conversaciones que animaban la espera van dejando paso a los murmullos y termina por hacerse el silencio, mientras los costaleros ya han ocupado sus puestos bajo el trono, suena el golpe seco del llamador, la voz del capataz busca la respuesta de su hombre de confianza debajo del paso, el denso aroma del incienso ya lo inunda todo, ¡¡¡To´s por igual, Valientes!!! grita el capataz,¡¡Hasta el cielo con el rey!! contesta el hombre de confianza dentro del trono ¡¡A esta es!! da el aviso definitivo el capataz, suena seco el golpe del llamador y salta como un resorte hasta el cielo el trono en su "primera levantá" lentamente van moviendose a las ordenes de capataz y los contraguias que con pericia magistral consiguen sacar el monumental conjunto por la ajustada puerta de la iglesia sin dañarlo.



El tambor da dos toques de aviso a la banda, comieza la música, empieza el desfile procesional, otro año en la calle, la gente se santigua, algunos lloran y los flahses llenan todo de una incomoda luz blanquecina, yo me llevo la foto que os acabo de contar impresa en mi retina y me largo corriendo a casa a ver la final de la Copa del Rey entre el Barça y el Real Madrid aunque eso sea ya claramente otra historia

miércoles, 23 de marzo de 2011

¿escritura automática?

Esta tarde leyendo en el blog "EL VIAJE ÍNTIMO DE LA LOCURA" de mi apreciado amigo Agustín Ostos Robina, más concretamente, su última entrada llamada " De liebres y galgos" me ha ocurrido algo muy curioso que ahora paso a describir, he terminado de leer el texto, me he levantado y con el portátil en la mano, he ido a la cocina a beber agua, he cogido el vaso y cuando estaba abriendo la botella, he sentido una "casi" irrefrenable necesidad de escribir, este es el resultado que ha quedado como comentario en su blog:




y al final ¿qué más da si persigues o te persiguen?
yo no quiero correr más,
ni detrás de un sueño
ni delante de una pesadilla
yo quiero poder pararme y respirar
saboreando el olor del aire
imaginando formas en las nubes
tumbado en el suelo
notar la hierba en mi nuca
poder al fin parar y dejar que el mundo gire a su antojo.

Pablo Picasso dijo en su día:"que las musas me pillen trabajando"


A mí hoy me han pillado bebiendo agua, menos mal que no tenía la boca llena...

Gracias Agustín, por la inspiración

viernes, 18 de marzo de 2011

Modelo Parasitario Chino de Expansión Económica.

En solo tres minutos y medio, consigue este buen señor hacernos ver, como hay invasiones silenciosas que terminan controlando la economía mundial, sin tirar ni una sola bomba, los chinos están conquistando el mundo entero...¿o no?
salu2 de sábado

domingo, 13 de marzo de 2011

...SEGUNDOS FUERA...

¿Cuantas veces hay que levantarse después de haber caído?
¿Cuantos golpes hay que recibir antes de caer?
¿Hasta cuándo, hay que sostener la toalla en alto sin arrojarla?
¿Quién puede distinguir, entre salvar la vida o rendirse cobardemente?
¿Y aquello de la otra mejilla?, Cuando ya te han dado en las dos, qué te queda por hacer?

Alguno de vosotros se estará preguntando, si en mi tiempo libre me dedico a boxear o algo por el estilo, pues no, no boxeo, es más no he boxeado nunca, pero si me he llevado muchos golpes, si me he caído y me he vuelto a levantar muchas veces, a lo largo de mi vida.



En este momento me encuentro de nuevo "rodilla en tierra, intentando colocarme el protector bucal, y escuchando como un eco la cuenta atrás"
Diez...Nueve...Ocho...Siete...

La cabeza me va a mil por hora, de un lado escucho una voz que me dice, que ya está que espere y pase página, del otro, la voz me anima, me empuja a seguir peleando por lo que creo, porque ya vendrán tiempos mejores.

Por suerte para mí no creo en ángeles y demonios, porque de ser así no sabría qué voz correspondería colocar a cada uno, ya tengo serias dudas sobre que es lo correcto y lo que no en este caso.



Seis...Cinco...Cuatro...TING-TING, TING-TING, TING-TING.

Me salva la campana, a rastras me lleven a mi rincón, aparece un pequeño taburete rojo donde me sientan y la esponja empapada de agua helada se estrella contra mi frente primero, después se repite la operación en mi nuca y un escalofrío de alfileres recorre mi espalda, estoy despierto, mi familia, mi esposa, mis hijos, mis amigos, todos están en el rincón, me quitan el protector bucal, me enjuagan la boca con un poco de agua y colocan vaselina en mis hinchadas mejillas, me apoyan, me alientan...

Se escucha de fondo:"SEGUNDOS FUERA.."
Me levantan, recogen el taburete y desaparecen en la oscuridad que circunda el cuadrilátero.



TING-TING, comienza el siguiente asalto, de momento continúo en pié, aún no he perdido el combate, voy a seguir luchando y si vuelvo a estar contra las cuerdas, siempre recordaré que la ayuda que necesito la tengo en mi rincón.

sábado, 19 de febrero de 2011

mercadillos, tapas, cañas y elucubraciones

Dice adiós el temporal y se abren las nubes en el cielo, dejando paso a un sol de invierno que lucha ya por ser primaveral "febrerillo el loco, que lo mismo nos dora la piel, que nos congela el moco".


El pueblo va poco a poco cambiando de ritmo, el sol y la temperatura agradable invitan al paseo y la gente, sale a la busqueda incansable de la ganga entre los gritos de los puestos del mercadillo, removiendo montañas de ropa y escuchando el soniquete de los tenderos:"MARIIIIIIIIA, DOS BRAGAS DOSS´LEUROS, 6 BRAGAS, POR CINCO´LEUROS","VAAMOS MARIIIA, MIRA QUE GENERO" y tú allí buscando, casi enterrado en bragas sin quitarte las gafas de sol y soportando estóicamente los pisotones de la señora de al lado, que ¡como agarre otras bragas más del montón se va a llevar una para cada día del año! y en ese momento piensas: ¿será que no tiene lavadora?¿será coleccionista? Asi que decides batirte en retirada y te vas a otro puesto a ver calcetines que curiosamente tiene la misma estratégia de marketing, 2 por 2€ y 6 por 5€ y lo más curioso de todo, en este puesto resuelves dos de tus dudas existenciales más profundas y que se habían generado en el puesto anterior, la "tiparraca" de los pisotones y a estas alturas del día también la podíamos definir como la del olor insoportable a sudor, es casi seguro que tiene lavadora, pero la usa poco, porque un crío mal encarado y de unos siete u ocho años la espera fuera del bullicio de los puestos sentado en un tambor de detergente para lavadora, de la marca bosque verde, que dudo yo, que solo lo hayan comprado, para hacer las veces de silla portátil con la que sobrellevar mejor las interminables esperas entre batalla y batalla de la "mamma" en busca de la ganga, la "señora" está denuevo estratégicamente situada sobre el empeine de mi pié derecho, que no creo que pueda continuar soportando los por lo menos 110 kilos del personaje por más tiempo, en el fragor de la lucha por conseguir unos de los últimos paquetes de tres calcetines de hilo de colores surtidos que no estaban enterrados en la montaña de material textil, primero me zarandea, para luego pasar a la lucha química propiamente dicha, me tiene inmovilizado entre el filo de la mesa y listón que sujeta la estructura del toldo del puesto, es entonces cuando sabiendose ya vencedora alza su brazo y coloca su axila en mi cara,con la escusa de alcanzar unos calcetines rojos, en esas estaba, debatiendome entre la vida y la muerte, cuando como un angel aparece mi esposa y de un tirón del brazo me salva de tan esperéntico final. En ese peliagudo momento me dí cuenta que había resuelto la segunda duda existencial de la mañana, "la tiparraca" no es coleccionista de bragas y calcetines, es simple y llanamente "porculera", te empuja, te pisa, escupe cuando habla y si puede te asfixia, pero al final ni compra, ni deja comprar.
Poco a poco voy recuperando el resuello, acercandome repetidamente al cuello de mi esposa, para ir olfateando su perfume hasta que mis pituitarias vuelven a funcionar con normalidad.
El trajín de la busqueda de gangas, la batalla olfativa y una cojera más que evidente de mi pié derecho, son el balance negativo de la mañana de sábado, pero despiertan la sed y a medio camino del mercadillo descubro que mis tripas me están hablando pidiendo a voces unas cañas y unas tapitas, para entonar el cuerpo, porque es sabado, hace buen tiempo y porque después de una semana de trabajo hasta las cejas no se me ocurre otra manera mejor de pasar página y comenzar la desconexión del fin de semana, así que planteo una retirada oficial del campo de batalla, que mi mujer acepta no de muy buen grado, por lo que al final yo decido batirme en retirada y ella continua en una campaña de busqueda de gangas más encarnizada aún, por suerte tiene refuerzos, han venido sus hermanas, me despido deseandole suerte y huyo arrastrando mi cojera hacia territorios menos hostiles.


La primera caña cae casi sin paladear, todo sea por sacar el regusto amargo que aún me queda en la boca, por la batalla, la segunda caña en la calle, por supuesto, sobre un barril que hace las veces de mesa y se me vuelve a plantear una nueva lucha interna, la que padezco por controlar mis ansias de fumar (aunque hay veces que caigo)
Através de mis gafas de sol sigo el vuelo y las paradas de un gorrión con su pecho negro, tratando de cortejar a una hembra, que la verdad sea dicha le hace poco o ningún caso, y en esas estoy yo con mi caña en la mano, pensando en lo rápido que pasa el tiempo, hace cuatro días que hemos estrenado el año y ya estamos pensando en "Don Carnal" ... mientras muevo los dedos del pié derecho dentro del zapato comprobando que no habia ninguno roto,a lo lejos veo aparecer a Roci con algunas bolsas y agitando el brazo para saludarme, después de todo, este es un buen sitio para vivir.

NOTA: las fotos son de google.

viernes, 11 de febrero de 2011

MIERDA HASTA EN LAS OREJAS

Hoy en el desayuno me vuelvo a encontrar con una noticia de esas que te cierran el estómago hasta el punto de no dejarte tragar ni una gota más de café, la escribe Rocío Ruz para ABC-Sevilla y yo me voy a limitar a pegarla aquí para que la leamos todos y si se abre debate mejor, como anticipo diré que no me extraña que con historias de este tipo la clase sindical de este pais esté como está, me da más pena que verguenza que ocurran estas cosas, porque al final la gente nos mete a todos en el mismo saco. Solo me queda el consuelo de que aunque es en mi provincia no es mi sindicato.


ROCÍO RUZ
ABC-SEVILLA


La esposa del dirigente de UGT de Jaén y «conseguidor» en los ERE acudió ayer a la Policía como detenida

Juan Lanzas llega a los juzgados de Sevilla el pasado septiembre para declarar por el ERE de Mercasevilla

Patrocinio Sierra García, esposa del dirigente de UGT de Jaén Juan Lanzas —que actuara como «conseguidor» de diversos ERE, especialmente en el de Mercasevilla—, compareció ayer ante la Policía Judicial en Sevilla en calidad de detenida por su relación con la presunta trama de cobro irregular de ERE gestionados por la Consejería de Empleo de la Junta. La detenida se acogió a su derecho de no declarar y retornó a su domicilio en Jaén, según fuentes del caso.

El matrimonio Lanzas aparece entre los beneficiarios del ERE de la firma malagueña Hitemasa —antigua Intelhorce—, a pesar de que nunca han trabajado en esta empresa. Según documentos a los que ha tenido acceso ABC, en la relación de beneficiarios de Hitemasa figura Juan Lanzas como receptor de 29,6 millones de pesetas —177.000 euros—, mientras que a su mujer se le asignan otros 29,5 millones de pesetas. En total, casi 60 millones de pesetas.

Por otra parte, la esposa de Lanzas es hermana de Ismael Sierra García, director de la empresa Maginae Solutions, que intermedió en el ERE de Mercasevilla de 2003, cobrando 63.800 euros por un informe que no aparece en la documentación oficial de la empresa municipal sevillana.

Más beneficiarios

Pero el matrimonio Lanzas no es el único beneficiario del ERE de Hitemasa que no guarda relación laboral alguna con la empresa. En el listado de dicho acuerdo figura también María José Martínez Elvira, esposa de Luis García de los Reyes, alto cargo de UGT y prejubilado a su vez de la empresa jiennense Cárnicas Molina. García de los reyes es amigo personal de Juan Lanzas y compañero en UGT de Jaén. Precisamente, su cargo actual es secretario de administración y organización de la Federación de Trabajadores Agroalimentarios (FTA-UGT), integrada por las federaciones de la Tierra y la de Alimentos, Bebidas y Tabaco, la cual fue dirigida en su día por el propio Juan Lanzas.

Según la relación del ERE de Hitemasa, a Martínez Elvira se le consignaron 18,1 millones de pesetas —109.000 euros—. Este periódico contactó ayer con María José Martínez Elvira, quien atribuyó a «un error» su inclusión en la relación del ERE de Hitemasa y se limitó a señalar que ya había aclarado esta circunstancia «donde corresponde», sin especificar si se refería a instancias policiales o judiciales.

Candidata del PSOE

Martínez Elvira, de 42 años, continúa trabajando en UGT de Jaén, concretamente en la organización de elecciones sindicales, y ha sido y una activa militante del PSOE. De hecho, concurrió en el octavo lugar de las listas socialistas a las elecciones municipales de 1999 en el municipio jienense de Torredonjimeno.

Junto al sindicalista Juan Lanzas, su mujer y la esposa de su amigo y compañero en UGT, en el listado de los beneficiados por el ERE aparece también —como ya adelantó ABC la pasada semana— el ex gobernador civil en Cádiz César Braña, ya fallecido. Braña fue director general de la empresa jiennense Cárnicas Molina, donde conoció a Juan Lanzas y el resto de integrantes de este grupo directivo de UGT en Jaén. Según el listado, Braña recibió 22,6 millones de pesetas —136.000 euros—. Asimismo, aparece otra persona, con apellidos Ruiz Pérez y presuntamente vinculado también con UGT, al que se le asigna 18,1 millones de pesetas —109.000 eros—. En total, estos cinco presumibles «intrusos» recibieron 118.111.989 pesetas —709.855 euros— de los fondos que la Consejería de Empleo destinó al ERE de la empresa textil Hitemasa, en el que también figuran 213 trabajadores que sí tenían relación laboral con la empresa.
Recio «ni teme ni deja de temer» por los ex consejeros
El consejero de Empleo, Manuel Recio, aseguró ayer que ni teme ni deja de temer que los anteriores consejeros de este departamento «salgan salpicados» por las presuntas irregularidades en los ERE y anunció que la Junta reclamará judicialmente el dinero «indebidamente utilizado». Preguntado por si temía que sus antecesores en el cargo puedan verse salpicados por este caso, Recio se limitó a señalar: «Yo ya les digo que ni temo ni dejo de temer. Mi función aquí para lo que nos eligen los andaluces es para gobernar a todas las personas por igual. Supongo que lo han hecho lo mejor que estaba en sus manos». Respecto a la posibilidad de que en los 37 nuevos casos detectados pueda haber algunos nombres falsos, tal y como ha barajado el presidente andaluz, José Antonio Griñán, el consejero ha afirmado que no descarta ninguna posibilidad, si bien añadió que «por el momento no hemos encontrado ningún nombre falso». Recio insistió, no obstante, en que el objetivo de la Junta, además de colaborar con la justicia y esclarecer las irregularidades, es recuperar para los andaluces cualquier dinero que haya sido «indebidamente utilizado», con lo que «perseguirá» judicialmente el resarcimiento económico. Entre los años 2005 a 2007 la Intervención General de la Junta, dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda, cuyo titular era en esos años José Antonio Griñán, envió varios informes contrarios al trámite que se estaba utilizando para conceder las ayudas, un extremo del que Recio comentó que «a veces hay discrepancias». «En ocasiones por la agilidad de las subvenciones se adoptan criterios que generan debates internos, lo que no significa ilegalidad», apostilló Recio, quien recalcó asimismo que el control «existía y siempre ha existido». La cuestión es, a su juicio, que «si hay personas que se saltan los controles, hay que perseguirlas y ponerlas en manos de la justicia caiga quien caiga». El consejero de Empleo abogó por dejar trabajar a los juzgados para aclarar el caso.

sábado, 5 de febrero de 2011

canciones del pasado

Ayer me puse a recordar, mis tardes de crio, colegio de 3 a 6, salir corriendo, cruzar dos calles y llegar a la perfumería donde trabajaba mi madre, dejar la maleta, porque antes era una maleta y no tenía ruedas ni nada por el estilo y allí en la perfumería sonaba bajito una emisora de radio, que no alcanzo a recordar su nombre en este momento, pero de la que si recuerdo que en muchas ocasiones ponía una canción que yo a mis siete u ocho añitos, dejé indefectiblemente ligada a el trabajo de mi madre de dependienta en la perfumería, la canción era "sultans of swing" de Dire straits. Dos besos a la mamá y me cruzaba al bar de Marcos, justo en la cera de enfrente para que me preparase un bocadillo (lo del bocata llegó años más tarde) eran de lo que tocaba, yo no elegía, eso sí, todavía hoy 30 años después se me cae la baba al recordar el de caballa con tomate,

ni que decir tiene que el tomate era natural, por aquel entonces el mundo era un lugar enorme y el kétchup supongo yo que existiría, pero a un pueblo de la Andalucía interior como el mío, no había llegado y tardaría en hacerlo aún. Con el bocadillo en la mano, volvía de nuevo al colegio, no eran más de las 6 y 20, era entonces cuando nos poníamos a jugar al futbol, a baloncesto, a balonmano, a voleibol, hasta que, el pobre José María, un fraile, pelirrojo, de grandes cejas, muy delgado y con vocecilla de pito, bramaba, o al menos lo intentaba,¡¡niños a casa que voy a cerrar!! y claro, nosotros ni caso, hasta que apagaba las luces de los patios y entonces ya todos a correr para casa, ahora recuerdo con nostalgia lo "buena gente" que era ese fraile.

También me vienen a la memoria otro tipo de tardes, con mucha lluvia, con demasiada lluvia para poder estar jugando a nada en la calle, ese tipo de tardes las recuerdo con mi prima Belén jugando en la cochera de mi abuelo Bernardino, mientras nos comíamos los bocadillos de pan, aceite y azúcar que nos daba la abuela María.

La casa de mis abuelos tenía dos plantas, con dos viviendas completamente independientes y una gran cochera, en la vivienda de la planta baja vivía mi bisabuela Pura y su hija Lola, soltera que tenía una pequeña minusvalía en una pierna, como consecuencia de la poliomelitis, para todos era la tita Lola, en la planta de arriba vivían mis abuelos, la cochera era compartida a las dos viviendas y allí estaba la caldera para la calefacción y demás cacharros. De aquellas tardes tengo también una banda sonora, el abuelo Nino, sentado en una silla baja con el culo de anea, al lado de la caldera, con tres rollos de alambre de diferentes grosores a sus pies, unos alicates y un molde de madera por donde pasaba uno de los alambres para darle la forma deseada, un radiocasete y cintas de Juan Moreno Maya "El pele", Antonio Mairena, Juan el de la vara, El chocolate, Gabriel Moreno, infinidad de cintas de fandangos, de cante de las minas, que siempre sonaban de fondo, mientras mi abuelo, con su pelo completamente blanco peinado hacia atrás, con sus gafas grandes de pasta marrón apoyadas en mitad de la nariz y sus habilidosas manos arrugadas ya por la edad, hacía trampas para pajarillos, para esos mismos pajarillos que nos gustaban tanto fritos con ajillos, en los tiempos en que eso no era cosa de furtivos. Cada cierto tiempo el abuelo sin levantar siquiera la vista nos decía "niños, no os acerquéis que os puede saltar en un ojo y os vais a hacer dañooooo, y para que quiero yo más!!! y Belén y yo nos reíamos observándolo absorto en sus creaciones, definitivamente eran otros tiempos, ni mejores, ni peores, solo otros tiempos.

miércoles, 2 de febrero de 2011

La responsabilidad de los sindicatos...

La responsabilidad de los sindicatos es el título de un interesantísimo artículo de opinión de Enrique Tordesillas para Nueva Tribuna, que me ha parecido tan diferente al ruido que rodea siempre a estos temas, que he querido compartir con todos vosotros, disfrutadlo o sufridlo, pero hacedlo intensamente. Espero vuestros comentarios.


ENRIQUE TORDESILLAS

* Enrique Tordesillas
Última actualización 01/02/2011@17:38:17 GMT+1
Los sindicatos han demostrado su responsabilidad, pero no menos responsables fueron al convocar la HG del 29-S. Porque el compromiso sindical no está con las políticas liberales que hace Zapatero, sino con evitar (o minimizar) los daños que esas políticas pueden provocar en los trabajadores

nuevatribuna.es | 01.02.2011

Estos días se está hablando mucho de la responsabilidad que han demostrado los sindicatos al haber llegado a un acuerdo con Gobierno y empresarios. Creo que es verdad, que los sindicatos han demostrado su responsabilidad, pero no menos responsables fueron al convocar la HG del 29-S. Porque el compromiso sindical no está con las políticas liberales que hace Zapatero, sino con evitar (o minimizar) los daños que esas políticas pueden provocar en los trabajadores, fundamentalmente en aquellos sectores más desprotegidos. Es así, y solo así, como se debe interpretar la firma sindical.

Después de la reforma laboral, ante la reforma de las pensiones CCOO y UGT tenían dos posibilidades: seguir con las movilizaciones o plantearse un pacto global que limitase los efectos negativos de las múltiples reformas emprendidas por el Gobierno. Probablemente, durante el mes de diciembre han estado valorando la coyuntura política, la posición de los diferentes grupos parlamentarios, los posibles aliados, la posibilidad de cambiar la correlación de fuerzas con movilizaciones… y al final han optado por explorar la vía del acuerdo.

El acuerdo me parece aceptable, más teniendo en cuanta las expectativas de hace dos meses. Modifica decisiones tomadas por el Gobierno (elimina como causa de despido objetivo la previsión de mal resultado económico, incrementa la prestación a los parados que han acabado con el subsidio) y evita las propuestas más regresivas en materia de negociación colectiva. En cuanto a las pensiones, es cierto que se queda lejos de los objetivos sindicales pero consigue mayor flexibilidad, cotización para los trabajadores en prácticas y becarios, cotización para madres o padres por cuidado de hijos, coeficiente de reducción para trabajos penosos o peligrosos con cotización extra de las empresas, integración de regímenes especiales, mejora en la pensión de viudedad… y la posibilidad de seguir jubilándose a los 65 años para el 50% de los actuales trabajadores con más años de trabajo a sus espaldas.

Parados, mujeres, jóvenes, trabajos peligrosos, colectivos discriminados por el sistema… Para ser los sindicatos unos grupos de vividores que van a lo suyo, “unas gestorías de sus propias estructuras internas” como consideran algunos, no está nada mal.

En todo este proceso también hay elementos preocupantes. La crisis, lejos de propiciar una reforma del sistema capitalista ha reforzado los elementos más agresivos de éste y debilitado los derechos de los trabajadores, bascula considerablemente la correlación de fuerzas a favor del capital. Las reformas promovidas por Zapatero no son las que necesitan el mercado de trabajo, la negociación colectiva o el sistema de pensiones, con lo que además de ser lesivas para los trabajadores pueden ser un obstáculo para alcanzar los objetivos que dicen pretender. El ejemplo de la reforma laboral (más paro y más precariedad) es evidente.

El debate en torno a las reformas en general, pero especialmente en relación a las pensiones ha estado trufado de razonamientos simplistas, de medias verdades cuando no evidentes mentiras (que es un problema demográfico, cuando si se crease empleo los inmigrantes paliarían este déficit; no ligar la pensiones con el sistema de protección social y, por lo tanto también con la riqueza que se genera en el país, no solo con los años que vives o trabajas; dar a entender que el porcentaje de pensionistas sobre la población aumentará indefinidamente, mientras que la tendencia después de 2050 es a decrecer hasta estabilizarse…) que dificulta a la ciudadanía la comprensión de los verdaderos problemas y, por lo tanto, la búsqueda de soluciones ajustadas.

Ahora CCOO y UGT están ante otra disyuntiva, pueden sacar pecho, hacer de la necesidad virtud, cambiar la línea argumental y pretender que el acuerdo es un gran éxito o explicar las razones del mismo y cuáles son sus limitaciones. Si la opción es la segunda (otra muestra de responsabilidad) ganarán credibilidad y prepararán ideológicamente a los trabajadores ante los nuevos retos, si no, la incomprensión, el sentimiento de frustración se extenderá entre los colectivos que ven empeorar sus expectativas de jubilación.

Enrique Tordesillas | Colaborador de El Periódico de Aragón y Radio Zaragoza y miembro del Observatorio de la Fundación 1º de Mayo "Sindicalismo y cambio en el mundo del trabajo".