Páginas vistas en total

pasan por aquí con asiduidad

domingo, 31 de octubre de 2010

ojalá mañana salga el sol

El tiempo no acompaña, hace viento, llovizna y aunque la temperatura  no debe ser tan baja, la sensación térmica es de bastante frío por culpa del viento, la tarde no invita al paseo, es más en condiciones normales la tarde habría invitado a brasero, buen libro y chocolate caliente; pero no es el caso, no es una tarde normal.
   Me calzo las botas, me pongo una chaqueta con gorro, cierro la puerta y salgo a la calle, el viento me corta la cara y las primeras gotas de lluvia me mojan los cristales de las gafas, por un instante dudo si será buena idea o haría mejor con regresar al calor del hogar.

Pasados los primeros minutos y caminando con paso firme y decidido, me doy cuenta que no tengo casi nada de frío, voy caminando y las calles por las que transito son cada vez más estrechas, las cuestas más empinadas, en algunos balcones veo macetas azotadas por el viento, que sopla con violencia en la parte alta del pueblo y se encajona en las angostas callejuelas obligandome a entornar los ojos y bajar la  cabeza. Continuo subiendo, un plástico enorme baja impulsado por el viento dando tumbos por la calle y tres críos corren tras él entre gritos y risas, al cruzarme con ellos pienso en lo que daría yo por volver atrás, pero ese pensamiento se va de mi cabeza tan deprisa como el plástico arrastrado por el viento calle abajo. Hay remolinos de hojas muertas en el suelo que voy pisando sin que lleguen a crujir, están mojadas y son de un tono ocre, de aspecto suavón, parecen peces en proceso de descomposición. Una moto de pequeña cilindrada pero gran estruendo pasa a mi lado y me arranca violentamente de mis pensamientos, me devuelve a la realidad, lejos de la ciénaga de peces putrefactos donde había ido mi mente.

La cabeza baja, las manos en los bolsillos, y el paso firme, continuo mi paseo... dudo un momento entre ponerme música o seguir disfrutando del sonido del viento y al final gana este último, me ayuda a pensar. Estoy frente a la puerta, acabo de llegar, esto parece una romería, gente entrando y saliendo, escaleras, trapos, flores, cubas con productos de limpieza, risas... y yo, pobre de mí, buscando recogimiento, paz interior, soledad, lo que se espera de un cementerio, pero que en estos días por aquello de las fiestas y el folclore nacional de los difuntos en un día como el de hoy no puedo encontrar, llego frente a su tumba y paso unos minutos mirándola, consigo abstraerme de todo el bullicio que me rodea, le cuento como está todo y me despido,no se si han pasado unos minutos o han sido horas, me voy completamente en paz conmigo mismo. El cementerio sigue con su actividad bulliciosa, por un momento recuerdo el comienzo de la pelicula Volver de Pedro Almodovar  y con una sonrisa en la cara salgo del cementerio pensando en lo "nacional" de la situación que acabo de vivir.

Mientras comienzo a caminar voy pensando en cual será el camino de regreso que escoja, y al final decido que mejor será caminar donde mis pasos me lleven, sin rumbo, recorriendo las calles de un pueblo que me enamora a cada vuelta de la esquina. Mientras camino mis ideas fluyen como manantiales de agua aveces clara, aveces turbia, pero al fin y al cabo agua, siempre agua, después de dos horas caminado, llego a casa, empapado, muerto de frío, despejado y tranquilo, ahora si que es el momento de un buen chocolate caliente y retomar ese libro.

Un beso Papá

viernes, 29 de octubre de 2010

con el puño en alto y bien cerrado

Hoy perdemos  todos un poco.

Los pilares del movimiento sindicalista se tambalean, hoy muchos obreros lloramos su ausencia; no se fue un grande, sino el más grande.

Los catorce años de cárcel y campos de concentración no pudieron doblegarte, y sin embargo ese puto alzheimer, se llevo tu memoria primero y tu vida luego.


Para consuelo de todos nos queda saber que la mejor inmortalidad de un hombre es la obra que deja tras de sí y en este caso su obra está mas viva y vigente que nunca.

Esa llama que prendió de tú conciencia hace ya tantos años y que de forma clandestina fue creciendo como fuerza imparable, hasta hacer que en el día de hoy, el día de tu entierro como republicano declarado y con tu mítico jersey rojo, han pasado por delante de tu féretro, dirigentes sindicales, comunistas, socialistas, de derechas, de izquierdas, algún dirigente patronal y hasta el hijo de un rey y que si nadie lo remedia, será  rey también el día de mañana. Todos han querido despedirse del gran sindicalista del sempiterno jersey de cuello alto.

Tú, que convocaste la primera huelga general de la democracia, te has ido, casualidades de la vida, justo un mes después de la ultima huelga general convocada en este, como diría Forges, País de Romerales, hoy que hace justo un mes de la muerte de mi padre.
Marcelino, ¡¡camarada!! me despido de ti, no con un adiós de mano abierta, sino con mi puño en alto y bien cerrado.
Hasta siempre camarada!!!!

PD:Si te cruzas con mi padre, invitale a jugar a las cartas, siempre fue muy bueno en parejas de ronda, además de un gran conversador, muy buen tipo y afiliado por supuesto.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Born to run

Hace  ya bastantes años, allá por 1985 cuando no tenía más de 13 añitos descubrí casi por casualidad una canción que ha ido apareciendo de forma intermitente en mi vida,  a la que he ido dando  diferentes interpretaciones y que hoy por hoy, por  esas cosas de mi curro, del montón de kilómetros que recorro al año  y de la barbaridad de horas que paso en la soledad del coche en la carretera (ahora alguno estará pensando si soy camionero... pues no, pero paso buena parte del día en la carretera) con la música como única compañera, ha reventado en mis altavoces y me ha arrancado una sonrisa de oreja a oreja aún cuando no es una canción para nada alegre, pero volvamos sobre aquel verano en que todavía no había cumplido los catorce( los cumplo a finales de agosto). Aquel verano lo pasé con mi amigo Josele en el Chalé de mi tío Juan Antonio, que por aquel entonces estaba divorciado y más o menos nos dejaba hacer lo que nos daba la gana.

La familia de Josele y la mía eran amigas desde tiempo inmemorial, por una antiquísima relación laboral. Mi abuelo trabajó para el abuelo de Josele, fue su hombre de confianza y eso dio lugar a una relación  de amistad casi familar.

Josele y yo teníamos la misma edad y aunque el vivía en Málaga nos veíamos muy amenudo; eso de vivir en la costa, le daba a Josele un cierto caché, con catorce años sabía preparar un Tequila Sunrise y lo que es mejor, era capaz de beberse tres o cuatro sin despeinarse, aquel verano fue memorable, si señor!!
Aún recuerdo cuando se bajó del coche de su padre con su mochila y su walkman, venía escuchando "Born to Run", por aquello de que la gente de la costa es más moderna que la de tierra adentro,para mí desde aquel momento aquella canción paso indefectiblemente a formar parte de la BSO de mi adolescencia y de casi todo el resto de mi vida, no nos engañemos, no entendíamos ni un carajo de  la letra de la canción, pero a los dos nos maravillaba ese martilleo de la batería al comenzar, o ese saxo, las notas del piano que piden casi a gritos algo más de protagonismo en la canción y la voz aspera de Bruce que lo llena todo.

De ese verano recuerdo las mañanas borrosas de resaca en la piscina y las tardes de perrera escuchando música y enredando con una moto vieja  y le llamo moto por llamarle algo, aquello era una bici con motor que nos hacía sentirnos un poco más libres por aquellos carriles de las afueras del pueblo.

Pasaron unos cuantos años y conseguí traducir la canción,(no sin trabajos y fatigas, que el Boss tiene un acentillo un poco raro)

Y luego quedó almacenada en esa parte del cerebro donde se guardan recuerdos añejos durante años , en todo este tiempo, la canción permaneció en los rincones del olvido, pero su esencia me hacía correr a diario, quemando gasolina y quemando en parte mi vida mientras corria hacia ninguna parte y  hoy esa puerta se abrió de par en par mientras cantaba a voz en grito la cancioncita al volante de tu coche y me he dado cuenta de que contigo he llegado a ese lugar donde quiero ir, contigo camino por el sol y por fin he dejado de ser un vagabundo nacido para correr.
Gracias Roci, amor mio por ayudarme a parar, ya solo quiero correr si tú corres a mi lado.



domingo, 17 de octubre de 2010

insomne festivo...

Hoy es domingo
nada importante que hacer, madrugo casi sin quererlo, al dar una vuelta en la cama me despierto y veo que son las 7:30, me cabreo conmigo mismo por la puñetera costumbre de madrugar todos los días, incluidos los festivos, este insomnio dominical me toca las narices, aprieto los ojos, me arrebujo entre el nórdico y me temo que voy a despertar a mi amorcito como me siga moviendo, permanezco inmóvil unos minutos que se me hacen eternos hasta que su respiración vuelve a ser acompasada y tranquila, salgo de la cama sabiendo que ella vuelve a dormir profundamente y jugandome el tipo decido darle un fugaz beso en sus labios entreabiertos.
Me asomo al balcón, el viento fresquito de la mañana de otoño en mi pueblo corta mi cara y me hace sentir vivo, pongo dos sobres de té rojo en una taza de loza y con un poco de agua la coloco en el micro, minuto y medio después estoy en el balcón, de nuevo con el pelo despeinado y legañas en los ojos, con una taza de té calentándome las manos y su contenido caldeando mi cuerpo.
Me siento en un sillón de la terraza y abro el portátil, mientras arranca el ordenador me descubro a mi mismo dibujando contornos de nubes con el dedo en el cielo, que se va cubriendo por momentos, y pienso que tengo que regar las plantas, pero como buen insomne perezoso lo dejo para luego, rebusco entre la música en mis bibliotecas y Riot Van de Artic Monkeys explota en mi cabeza através de mis auriculares, comienzo a leer, blogs, noticias, política que dejo que se mezcle con poesía y pienso que esto de empezar un domingo como un puñetero insomne festivo, no esta mal, el día se ha ido abriendo, la calle recobra su pulso diario, los coches, chavales con bicis pasan por la puerta de casa hacia la conquista de sus épicas gestas deportivo-domingueras, mientras yo continuo buceando entre blogs,  foros,  letras  y más letras, las abuelas comienzan a arremolinarse en torno a la puerta de la iglesia que hay cerca de casa y mi amorcito aparece por el pasillo envuelta en una manta de viaje y la claridad la golpea en los ojos que casi no  puede abrir todavía, yo me levanto y corro a abrazarla, ...el resto es otra historia diferente que no puedo contar aquí.
Se necesita tan poco para ser feliz!!
Feliz domingo

viernes, 15 de octubre de 2010

...otro mundo posible...

Sin que pase demasiado tiempo nos veremos despedidos por 2 duros, sin saber si tendremos o no jornadas de trabajo más o menos estables con las que poder conciliar vida laboral y familiar, con miedo a caer enfermos ya que si lo hacemos podemos terminar despedidos por absentistas, etc...


Y lo que es peor, jubilándonos con 67 años y con pensiones más bajas que las actuales de nuestros mayores.

Lo que resulta realmente triste es que la clase trabajadora, no solo la española, sino la europea en general, ve como unos políticos ineptos buscan como única salida a la crisis( que generaron los bancos con su avaricia sin limites) los recortes sociales y los pasos atrás en conquistas del estado del bienestar, que han costado varias décadas conseguir y que con la excusa de la crisis en unos meses van a destruir.
Ahora bien, lo que ocurre en Francia, nos hace pensar a los soñadores, a los que no vivimos el Mayo Francés, porque nacimos más tarde, pero que no somos parte de la generación X, ni de la generación NI-NI, los que trabajamos a diario (aunque estemos cuestionados) para buscar otro mundo posible, que los sueños pueden mantenerse firmes si se aviva la llama. En este país, no son los sindicatos solos los que plantean la lucha, en la reivindicación están  todos los trabajadores, la cultura, los universitarios y en general un país entero en pie que grita que no quieren pasos atrás en el estado del bienestar, para  mi, modelos de movilización social como el francés son la última luz de esperanza.,

Al final estoy seguro que el resultado será muy distinto en Francia del obtenido en España, y habrá quien se pregunte que porqué nosotros hemos puesto más carne en el asador para salir peor parados de toda esta historia de la crisis y la respuesta no será otra que,  por la ausencia total de conciencia de clase en un país donde ahora está de moda hablar mal de los únicos que pueden plantar cara a este desastre y como esta de moda lo hacemos sin pensar que con esa actitud solo nos estamos debilitando como colectivo, estamos ayudando a derribar el último muro de defensa del modelo social que tenemos en Europa.

lunes, 11 de octubre de 2010

hoy me siento un poco "señor Cuesta"

Hoy me siento un poco "señor Cuesta" me  he parado a pensar en lo "bien" que vivimos en los pisos.

Por ejemplo, una de las cosas que mas me apasionan de la vida en comunidad es ese momentazo de las dos y cuarto de la tarde cuando llegas a casa con el culo cuadrado después de pasar la mañana en el coche y decides subir al 5º piso, donde tienes tu casa, por las escaleras para hacer algo de ejercicio y mover un poco las piernas,que la vida sedentaria no es buena; pues eso que cuando vas subiendo te van llegando los olores de todos los pisos, 1ºA ...tortilla de patatas, 1ºB...pollo asado, 2ºA...pescado frito, 2ºB...coliflor cocida, 3ºA... flamenquines, 3ºB... chorizo frito, 4ºA...aquí huele a gambas cocidas!!, 4ºB...unhhhh huele a natillas caseras, 5ºA ... cariño ya estoy en casa!!!... y traigo el estomago revuelto, no tengo hambre!! y como voy a traer hambre si me he dado un atracón por las escaleras!!!

Luego están las juntas de vecinos... comienzan siendo en los pisos de los presidentes, con cervecita y todo y terminan por celebrarse en el portal y con un mal rollo que te cagas, cuando no es por una cosa es por otra, pero el mal ambiente está asegurado.Tengo una teoría (como para casi todo)creo que una forma de pagar la novatada, al llegar como último propietario a la 1º reunión de vecinos a la que asistes y en la que todas tus sospechas se materializan, los del 1º no se hablan con los del 3º, los del 4º no se hablan con los del 7º y los del 6º no se hablan con los del 5º y los del 2º no se hablan con nadie. Tu entras en acción tratando de poner en practica todos tus cursos de técnica de negociación, y técnica de comunicación y cojes las riendas de la situación y entonces escuchas a la del segundo decir:
Si, si, claro ahora hay que hacer una derrama, pues yo quiero que me explique donde está el dinero que se puso en 1973 para arreglar los bajantes!!!!
Es en ese momento en el que te armas de paciencia e intentas hacer ver a la señora que eso son cuentas antiguas y que lo que interesa es el futuro, etc etc, y zas!! la tiparraca te manda a la mierda delante de todos y otro piso al que no le habla...te callas y piensas para tus adentros¡¡ES BONITO VIVIR EN COMUNIDAD!! al final de la reunión el gracioso de turno dice :
Vamos a pasar a votación para ver a quien le toca la presidencia... y tu pensando ojala que a mi no, como cuando en el cole preguntaban y no te lo sabias, ni alzas la vista del suelo, y salta la tiparraca del segundo, ¡¡que votación ni votación, le toca a el nuevo!! y el resto de vecinos,  que no se hablan con ella, ¡oye,... que dan por buena la propuesta! y te pasan el libro de actas y la chequera, es ahí donde se cumple mi teoría (dale la presidencia al nuevo y que se joda) y en voz baja él actual presidente te dice en tono confidente, suerte y  ahh!  lo de la chequera es un tramite, en la cuenta no hay ni un duro.

Es una alegría vivir en comunidad, ese encantador soniquete de los tacones de la vecina a las 6 de la mañana, esas risitas que se convierten en carcajadas, y esa extraña manía de hacer mudanzas de todo el dormitorio la madrugada del sábado al domingo, los golpecitos del cabecero de la cama contra la pared, los susurros, que pasan de eso ser susurros a gemidos un pelin elevados y de eso a voces en grito relatando a todo el patio de luces¡¡¡QUE ME CORRO, QUE ME CORRO, NO TE PARES QUE TE MATO, DALE, DALE CABRÓN, QUE ME CORRO!!, .... unos segundos de silencio y ¡COÑO NO HAS PODIDO ESPERARTE,  QUE ESTABA APUNTO! y tu piensas, coño pues podías haberte esperado un poco campeón, porque la experiencia te dice que en media hora otra vez a la carga y vuelta a empezar el espectáculo, hasta que la señora se corra!!!

Y a media mañana del domingo bajas a comprar el periódico y te lo encuentras en el ascensor y no sabes si darle la enhorabuena por el segundo polvo o regañarle por no haber lo conseguido a la primera.


Es bonita la vida en comunidad, muy muy bonita,

sábado, 9 de octubre de 2010

...vagones de metro

Ayer por la tarde conocí al recién llegado a la familia, ni sobrino Daniel, un crío precioso, que por fin está en casa, llegó a el mundo un par de días después de que mi padre nos dejase, reafirmando así mi teoría de que este mundo es como un vagón de metro en hora punta, donde para poder entrar hay que dejar salir primero.
El crío como ya he dicho antes es precioso, no me canso de decirlo, y ya ha pagado su entrada al mundo con días en la UCI, sueros e historias, pero por suerte ya está todo en orden y el niño en casa con sus padres y toda la familia contentísima por la nueva rama del árbol genealógico.

Hace 16 años nació Carlos mi primer sobrino, que por desgracia también pago cara su entrada a el mundo, ingresos en UCI, intervenciones, meses de tratamientos y hoy por hoy es un tío fuerte y sano como una manzana, que va buscando su sitio en la vida a cabezazos con el mundo como la canción de Dani Martín (que cuando la escucho pienso que se ha escrito para él)
Después pasaron varios años hasta que llego mi primera hija Paula, con la que  también tuve mi particular calvario, hasta conseguir el alta, pruebas, UCI, malas noticias, al final todo quedó en un susto y una anécdota para contar, hoy es una niña sana, llena de vida y preciosa, entre tanto nació mi sobrina Noelia, y fue algo más normal, sin demasiadas complicaciones, luego llegó mi segundo hijo Alberto y fue como su prima Noelia, sin sustos ni sobresaltos, normal...

Y pasó de todo en mi vida, estrene de nuevo familia encontré a Rocío una mujer preciosa con quien compartir mis alegrías y mis penas, mis días de prisas y estrés por el trabajo y mis noches de abrazos y risas complices buscando el merecido descanso.
El otro sobrino al que aún no había hecho mención es Borja, y si, como habréis imaginado también tuvo su ración de intervenciones quirúrgicas, ingresos en la UCI y demás, a día de hoy es el crío más simpático del mundo, se pasa el día sonriendo y aquello es solo un pequeño nubarrón de tormenta lejano ya en el horizonte de la memoria de la familia, como pasó con Carlos, con Paula y como pasará con Daniel seguro.

Vuelve a salir el sol en nuestras vidas, con ausencias, con recién llegados que dejan atrás los problemas y ese olor a vida nueva  que todo lo impregna cuando hay un bebé cerca, sale el sol entre los nubarrones de otoño.

domingo, 3 de octubre de 2010

¡¡HASTA SIEMPRE!!

 Llevo varios días durmiendo mal, me despierto de madrugada, sin sobresaltos ni agobios, simplemente me despierto y permanezco así en un estado de duermevela hasta que amanece, es en ese momento cuando me levanto y veo amanecer en el balcón de casa (esa casa que tengo a medias con el banco durante los próximos 40 años)

Es normal después de todo lo vivido en las últimas dos semanas. Supongo que recuperaré la calma en unos cuantos días, mientras intentaré sacar provecho a las noches de vigilia estudiando, leyendo o escribiendo.

Hoy lo he vuelto a hacer, y me he encontrado con un día de esos que de verdad me gustan, fresquitos, grises y con algo de viento, esos días típicos de otoño, ese otoño que tanto me gusta en mi pueblo, ahora mismo estoy en el balcón sentado tiritando y escribiendo sin saber muy bien que escribir, veo nubes grises en el horizonte y el viento frió me corta los labios, es otoño y ojalá que con sus lluvias borre mis lágrimas y con sus vientos arranque mis penas, lo espero con los brazos abiertos, como se espera en el anden  de la estación la llegada de tu amor a la vuelta de un largo viaje.

Me imagino la avenida del parque con sus enormes plataneros orientales empezando a dejar caer sus hojas, comenzando a confeccionar su hermosa alfombra estacional.
Pienso en cuantas veces más veré desplegarse la alfombra en el parque de mi pueblo, pienso en lo rápido que la vida se nos va entre los dedos y que por más que nos aferremos a ella nunca vamos a ser capaces de retenerla ¡que dura la partida! que difícil el último adiós!

Las nubes preñadas de agua parecen abrirse timidamente y en mi balcón entra un rayo de sol que me recuerda que la partida no es el final, que el frío mármol no es el último adiós, que la inmortalidad es que estés siempre presente en nuestras vidas y en nuestras mentes y en las de todos los que tuvieron la suerte de conocerte y quererte.

Donde estés ¡¡HASTA SIEMPRE PAPÁ!!