Páginas vistas en total

pasan por aquí con asiduidad

sábado, 9 de octubre de 2010

...vagones de metro

Ayer por la tarde conocí al recién llegado a la familia, ni sobrino Daniel, un crío precioso, que por fin está en casa, llegó a el mundo un par de días después de que mi padre nos dejase, reafirmando así mi teoría de que este mundo es como un vagón de metro en hora punta, donde para poder entrar hay que dejar salir primero.
El crío como ya he dicho antes es precioso, no me canso de decirlo, y ya ha pagado su entrada al mundo con días en la UCI, sueros e historias, pero por suerte ya está todo en orden y el niño en casa con sus padres y toda la familia contentísima por la nueva rama del árbol genealógico.

Hace 16 años nació Carlos mi primer sobrino, que por desgracia también pago cara su entrada a el mundo, ingresos en UCI, intervenciones, meses de tratamientos y hoy por hoy es un tío fuerte y sano como una manzana, que va buscando su sitio en la vida a cabezazos con el mundo como la canción de Dani Martín (que cuando la escucho pienso que se ha escrito para él)
Después pasaron varios años hasta que llego mi primera hija Paula, con la que  también tuve mi particular calvario, hasta conseguir el alta, pruebas, UCI, malas noticias, al final todo quedó en un susto y una anécdota para contar, hoy es una niña sana, llena de vida y preciosa, entre tanto nació mi sobrina Noelia, y fue algo más normal, sin demasiadas complicaciones, luego llegó mi segundo hijo Alberto y fue como su prima Noelia, sin sustos ni sobresaltos, normal...

Y pasó de todo en mi vida, estrene de nuevo familia encontré a Rocío una mujer preciosa con quien compartir mis alegrías y mis penas, mis días de prisas y estrés por el trabajo y mis noches de abrazos y risas complices buscando el merecido descanso.
El otro sobrino al que aún no había hecho mención es Borja, y si, como habréis imaginado también tuvo su ración de intervenciones quirúrgicas, ingresos en la UCI y demás, a día de hoy es el crío más simpático del mundo, se pasa el día sonriendo y aquello es solo un pequeño nubarrón de tormenta lejano ya en el horizonte de la memoria de la familia, como pasó con Carlos, con Paula y como pasará con Daniel seguro.

Vuelve a salir el sol en nuestras vidas, con ausencias, con recién llegados que dejan atrás los problemas y ese olor a vida nueva  que todo lo impregna cuando hay un bebé cerca, sale el sol entre los nubarrones de otoño.

9 comentarios:

norah dijo...

Ay días pa tó! Pa ilusionarse, pa echar de menos, pa tó...lo importante es entender que todo se pasa: así que las bienvenidas son únicas y hay que disfrutarlas al máximo, y los dolores intensos duran un tiempo y se van pasando...Siento lo de tu padre, me alegro de lo de tu sobrino. Un beso

leamsi dijo...

gracias, en este momento, estoy un poco espeso y ya nos iremos descongestinando las cabezas y los corazones

Nómada planetario dijo...

No todo es idílico, como nos venden las pelis americanas, hay rachas de todo tipo, pero al final siempre hallamos una razón para seguir en la brega.
Saludos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

El día vuelve a nacer como ha pasado siempre. Con las faltas de los que quedaron atrás. pero sabes? nunca nos podrán quitar lo ya vivido.

Saludos y un abrazo.

FBlack dijo...

A veces la vida nos pone a prueba pero cuando pasamos esos malos ratos y cuanto peor hayan sido esos malos ratos mejor nos sentiremos después y la alegría es mucho mayor...

leamsi dijo...

Nomada, creo que tu opinas igual que yo que el cine español es mejor, porque cuenta historias reales aunque sean duras y no tengan final feliz, gracias por estar, por pasar por leer y por supuesto por escribir.

Antonio, amigo(creo que puedo llamarte así) cuanta razón llevas!!!NUNCA NOS PODRÁ QUITAR LO YA VIVIDO.
gracias

FBlack bienvenido paisano, gracias por pasar por mi rinconcito de las letras, espero verte más por aquí...aunque sea después de la feria
salu2

CAOS dijo...

Por supuesto que no me importa! Bienvenido al Caos!

A veces no puedo evitar hacer cosas así, no tengo remedio...qué le voy a hacer.

:)

saludos.

El antifaz dijo...

Son cosas que nos van endureciendo la piel y los adentros.

Saludos.

carlos dijo...

Que razón llevas...la cancion esta echa para mi.. pero bueno dia a dia segundo tras segundo vamos aprendiendo algo.. la verdad me hubiese gustado que el abuelo me mirase por ultima vez para decirme que se sentia orgulloso, pero los que si nos sentimos orgullosos somos nosotros, a dejado muchos momentos inolvidables, muchas colecciones del periodico verdad?? pero bueno..la vida es un tren como tu dices ya solo nos queda mantener la cabeza bien alta y preocuparnos no por los que se an ido sino por los que estan aqui afrontando todo lo que venga teniendo la esperanza de que "EL" ya esta tranquilo y descansa, no en su butaca ni con su periodico, pero con algo que es mucho mejor, nuestro amor que durara para SIEMPRE.
P.D:No sabia lo que le pasaba a tu sobri nuevo jejeje me alegro de que se encuentre mejor. un beso.