Páginas vistas en total

pasan por aquí con asiduidad

domingo, 31 de octubre de 2010

ojalá mañana salga el sol

El tiempo no acompaña, hace viento, llovizna y aunque la temperatura  no debe ser tan baja, la sensación térmica es de bastante frío por culpa del viento, la tarde no invita al paseo, es más en condiciones normales la tarde habría invitado a brasero, buen libro y chocolate caliente; pero no es el caso, no es una tarde normal.
   Me calzo las botas, me pongo una chaqueta con gorro, cierro la puerta y salgo a la calle, el viento me corta la cara y las primeras gotas de lluvia me mojan los cristales de las gafas, por un instante dudo si será buena idea o haría mejor con regresar al calor del hogar.

Pasados los primeros minutos y caminando con paso firme y decidido, me doy cuenta que no tengo casi nada de frío, voy caminando y las calles por las que transito son cada vez más estrechas, las cuestas más empinadas, en algunos balcones veo macetas azotadas por el viento, que sopla con violencia en la parte alta del pueblo y se encajona en las angostas callejuelas obligandome a entornar los ojos y bajar la  cabeza. Continuo subiendo, un plástico enorme baja impulsado por el viento dando tumbos por la calle y tres críos corren tras él entre gritos y risas, al cruzarme con ellos pienso en lo que daría yo por volver atrás, pero ese pensamiento se va de mi cabeza tan deprisa como el plástico arrastrado por el viento calle abajo. Hay remolinos de hojas muertas en el suelo que voy pisando sin que lleguen a crujir, están mojadas y son de un tono ocre, de aspecto suavón, parecen peces en proceso de descomposición. Una moto de pequeña cilindrada pero gran estruendo pasa a mi lado y me arranca violentamente de mis pensamientos, me devuelve a la realidad, lejos de la ciénaga de peces putrefactos donde había ido mi mente.

La cabeza baja, las manos en los bolsillos, y el paso firme, continuo mi paseo... dudo un momento entre ponerme música o seguir disfrutando del sonido del viento y al final gana este último, me ayuda a pensar. Estoy frente a la puerta, acabo de llegar, esto parece una romería, gente entrando y saliendo, escaleras, trapos, flores, cubas con productos de limpieza, risas... y yo, pobre de mí, buscando recogimiento, paz interior, soledad, lo que se espera de un cementerio, pero que en estos días por aquello de las fiestas y el folclore nacional de los difuntos en un día como el de hoy no puedo encontrar, llego frente a su tumba y paso unos minutos mirándola, consigo abstraerme de todo el bullicio que me rodea, le cuento como está todo y me despido,no se si han pasado unos minutos o han sido horas, me voy completamente en paz conmigo mismo. El cementerio sigue con su actividad bulliciosa, por un momento recuerdo el comienzo de la pelicula Volver de Pedro Almodovar  y con una sonrisa en la cara salgo del cementerio pensando en lo "nacional" de la situación que acabo de vivir.

Mientras comienzo a caminar voy pensando en cual será el camino de regreso que escoja, y al final decido que mejor será caminar donde mis pasos me lleven, sin rumbo, recorriendo las calles de un pueblo que me enamora a cada vuelta de la esquina. Mientras camino mis ideas fluyen como manantiales de agua aveces clara, aveces turbia, pero al fin y al cabo agua, siempre agua, después de dos horas caminado, llego a casa, empapado, muerto de frío, despejado y tranquilo, ahora si que es el momento de un buen chocolate caliente y retomar ese libro.

Un beso Papá

13 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amigo, mañana saldrá el sol. No hay mas remedio. Y habrá que seguir viviendo.

Saludos y un abrazo.

leamsi dijo...

Antonio, amigo en estos momentos los mejores claros entre las nubes son los que encuentro en las letras.
Gracias
La luz del sol va poco a poco cubriéndolo todo, tiempo solo falta tiempo.
salu2

Nómada planetario dijo...

Siempre tengo asociado el día de los difuntos con el cambio de estación, parece como si se llevaran el calor a su ataúd y nos dejaran con el frío en el cuerpo a los demás.
Animada descripción del ambiente.
Saludos.

leamsi dijo...

saludos nómada, desde aquí esperando tus letras como agua de mayo.
gracias por pasar
salu2

norah dijo...

Hoy ha salido el sol, lo ha hecho para tí..al final siempre sale, aunque las nubes parezcan enturbiarlo todo, tienen su sentido, a veces hasta doloroso pero d¡forman parte del sentido de esta vida que no es otro que experimentar...Un abrazo

Personaje de una historia de altibajos... dijo...

Saldrá. Tal vez no sale para todos al mismo tiempo, pero llegará tu turno...
Un saludo amigo.

leamsi dijo...

Esta mañana he salido al balcón de mi casa con mi taza de té rojo del desayuno y he descubierto un cielo sin una sola nube, y he pensado en el comentario de Norah, las nubes que han estado ocupandolo todo durante este fin de semana largo de los difuntos, han estado ahí para formar parte del proceso de aprendizaje del dolor, de superación del duelo, poco a poco, se suepera el dolor y se abre el cielo, graacias Norah por tus palabras siempre reconfortantes y cariñosas.
Personaje, espero impaciente mi turno, aunque tu y yo sabemos que la única receta para el dolor es el tiempo, venga de donde venga este dolor, solo lo cura el tiempo, verdad?¿
salu2 y gracias por pasar

carlos dijo...

Llevas razon tito... Ayer fue mi santo, la verdad, no fue el mejor santo de mi vida. Estuve recordando unas palabras que por auel entonces yo decia: "No digas tonterias, que veras como todavia t quedan muchas navidades y santos e incluso cumpleaños a nuestro lado" Ahora mismo me doy cuenta de que los mejores momentos de mi vida con mi abuelo los e vivido, no cuando estaba "GENIAL",sino cuando estaba fragil y debil... Ojala pudiese escucharme para darle las gracias por haberme regala el cariño que un nieto necesita tanto de su abuelo... Ojala pudiese tenerlo delante mia para decirle junto con toda mi familia: "Te queremos¡¡¡¡" Y poder ver esa sonrisa que me contagiaba la alegria desde pequeño.

Te echamos de menos "ABUELO". Estes donde estes, un millon de abrazos. =)

El antifaz dijo...

Vaya foto guapa del pueblo!!
Las fotos se recuerdan, como los recuerdos se graban.

Un abrazo.

luisa maria cordoba dijo...

Claro que saldrá el sol, y seguiremos caminando con paso firme, es parte de la vida, igual que la pérdida de los seres que amamos.
Gracias por pasarte por mi blog, yo también segiré el tuyo.
Un abrazo.

Jose Manuel dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog,segui el enlace y llege al tuyo y te leere.
Un saludo

María dijo...

Me he emocionado, he caminado junto a ti, he sentido el frio en la cara con el viento de banda sonora. Tus palabras han hecho posible que salga por unos momentos de este despacho forrado de papeles.
Hermoso, muy hermoso.
Un beso

leamsi dijo...

enano!!! gracias por pasarte, tu y yo sabemos que no serán las mejores navidades,pero todo pasa.
un beso
antifaz, los recuerdos son eso fotos que permanecen inalterables en nuestra memoria para siempre,gracias por pasar
salu2
luisa maría bienvenida a mi rinconcito de letras desordenadas,
un abrazo
te digo lo mismo que a luisa, bienvenido, jose manuel ya nos iremos leyendo vale?¿?¡
salu2
María, hija!! la que me ha emocionado has sido tú con tu comentario, gracias de verdad
un beso