Páginas vistas en total

pasan por aquí con asiduidad

viernes, 24 de septiembre de 2010

SERVICIOS MINIMOS



 
Son las  6:30 de la mañana y PRIDE de U2 suena a toda pastilla en mi teléfono, mi puño cerrado golpea en la mesita de noche buscando sin demasiado éxito el teléfono para callar el despertador de un puñetazo, mucho más certero es el puño de mi mujer que me golpea en el riñón izquierdo y me hace saltar de la cama, ya sin un ápice de sueño totalmente despejado por el dolor (y apago el despertador)
Camino despacio por el pasillo a tientas, llego a la cocina, preparo un café y enciendo el portátil para leer las noticias mientras desayuno como cada mañana, ya “empiezo a ser persona”
A las 7 y algo me voy a la ducha con la certeza de que el mundo entero se cae a pedazos, pero con la lección bien aprendida de que si a mí no me pilla debajo me puedo considerar afortunado.
Ducha rápida y la termino con agua fría que me espabila del todo y me pone a tono, me lavo los dientes, me peino con un poco de gomina y me perfumo, escribo una nota a mi amorcito y se la dejo en la mesita de noche con un beso, ella se gira y me besa lanzándome un gruñidito y me regala mi momento mágico del día, en la nota paso por alto el incidente de su puño, mi riñón  y el despertador, doy por hecho que no era consciente de sus actos.
Tiro de la puerta y me voy a la cochera, la abro  y allí está mi vespa negra, con sus 25 añitos recién cumplidos, está en lo mejor de la vida ¿o no? Depende del día! Pongo la llave en el contacto, tiro del aire y la vuelco un poco sobre mi  muslo para que cargue el carburador y ZAS!!  Primera patada y nada, ni el intento de arrancar, ZAS!! Segundo intento y el segundo igual que el primero, ZAS, ZAS, ZAS, ya van cinco y yo empiezo a sudar y este cacharro que no arranca, ZAS, ZAS, ZAS, ZAS, nueve intentos, yo sudando a chorros y el cacharro este que no hay forma, se me enciende la bombillita de las ideas, la empujo con mil fatigas a lo alto de la rampa de la cochera, la dejo caer meto segunda ya con la camisa empapada y la gomina del pelo como un calducho blanquecino que recorre mi frente y mi cuello y nada que tampoco arranca, así que hecho una mierda y oliendo a oso me rindo, la guardo, y saco el coche.
Al final resulta que la vespa hoy está de huelga y sin servicios mínimos y tampoco es que me suponga un trastorno bestial, nada que no se pueda arreglar con un poco de paciencia y sentido del humor, tendré que mirar a ver si entre las reivindicaciones de la vespa está una bujía nueva y sea ese el origen de este conflicto que yo como parte implicada tendré que solventar.

jueves, 23 de septiembre de 2010

SOLO VALORAMOS LAS COSAS CUANDO LAS PERDEMOS...

(foto de google)
Es curioso, dicen que para saber como se quiere a un hijo hay que tenerlo, en cambio para saber lo mucho que se quiere a un padre hay que estar apunto de perderlo, me explico( y para ello tendré que remontarme varios años atrás).
Mi padre,  siempre que hablaba de su padre que murió cuando yo tenía 8 años o de su madre que murió cuando yo tenía 13 años, se le hacía un nudo en la garganta que le quebraba la voz y los ojos se le inundaban con un velo de lágrimas que como "buen hombretón" trataba de tragarse, a veces con éxito y a veces no. Yo siempre pensaba:"coño debían de ser buenísimos"por que yo con mi padre por esa época no hacía mas que discutir, parecía que hablabamos idiomas distintos,(como buen hijo que busca su sitio en el mundo y se revela contra todo orden establecido)
Pero mira tú por donde esa situación cambió radicalmente hace 4 años cuando en un día frió con sol de invierno del mes de diciembre salió temprano de casa y se fue a la sierra con un amigo a buscar "níscalos" y se encontró un infarto masivo de corazón, que sino llega a ser por la intervención del helicóptero del 061 hoy  por hoy estaría escribiendo esta entrada en el blog en términos mucho más tristes.
Lo cierto es que desde entonces mi padre pasó a ser algo frágil, enfermo, que yo tenía que mimar y cuidar con la ayuda sobre todo de mi madre y mi hermana. Se aparcaron las interminables discusiones de política, en las que el me llamaba revolucionario idealista y yo lo calificaba de retrogrado inmovilista. Empecé a disfrutar de mi padre de otra forma, como he dicho antes, de eso hace ya más de cuatro años que han pasado muy deprisa, con idas y venidas al hospital, días en la UCI, noches en sillas de salas de espera y siempre con mi madre como faro-guia, como punto de apoyo sobre el que todos hacíamos palanca para levantar las caídas de nuestro pequeño mundo y ahora de repente la cosa cambia, el punto de apoyo se hunde y entre todos debemos sacarlo a flote, por suerte parece que vamos saliendo adelante y aunque con alguna limitación la mujer podrá seguir con su vida,eso sí, con mucha más calma.
En aquellos días ya lejanos de diciembre de hace 4 años me dí cuenta de lo mucho que quería a mi padre, en esta última semana me he dado cuenta de lo mucho que quiero y necesito a mi madre.
"SOLO VALORAMOS LAS COSAS CUANDO LAS PERDEMOS...O ESTAMOS A PUNTO DE PERDERLAS"

martes, 21 de septiembre de 2010

NI EL TIEMPO TRAE BUENAS NOTICIAS

(foto de google)
No sé porque ponen el telediario a la hora de la comida o justo después de comer, si te pillan comiendo te quitan el hambre, y si te pillan después de comer te dan ganas de vomitar.
Paro , guerras que se llaman misiones de paz, economías destrozadas, intentos de asesinatos masivos de niñas por el mero hecho de querer escolarizarse, aviones franceses cargados de gitanos Rumanos que nos recuerdan  a la Alemania de principios de los 40, vividores, clase política llena de políticos sin clase y ni una sola noticia amable, ¿es que no pasan cosas buenas en el mundo? o ¿es que no interesa contarlas?
Ahora mismo he decidido quitarle la voz a las noticias, y solo leo los pies de pagina mientras tecleo "EL VATICANO BAJO SOSPECHA","PERIODISTAS MEXICANOS ASESINADOS", "LUCHA CONTRA LA PIRATERÍA", "NO HAY ACUERDO PARA LOS SERVICIOS MÍNIMOS DE TRANSPORTE  EN LA HUELGA DEL 29S","CURAS PEDERASTAS EN VALENCIA", "INUNDACIONES EN LA INDIA"... yo creo que ya ni el tiempo trae buenas noticias, demasiado calor para la época, gases de efecto invernadero, calentamiento global, tormentas, destrozos en los cultivos.
El caso es que, será porque soy un quisquilloso, o porque me tomo el mundo demasiado en serio, creo que voy a hacer el régimen del telediario, para llegar a navidad con un cuerpecito danone y poderme así hinchar de mazapanes y turrones

sábado, 18 de septiembre de 2010

TARDE DE TERTULIA...NOCHE DE VIGILIA

(foto de google)
Tarde de tertulia política en el trabajo, frente a un café vamos realizando un exhaustivo análisis de la situación socio-laboral de este país y aunque el panorama que vamos dibujando bajo nuestro argumentario político no es muy halagüeño, me gusta lo que hago y siento que me ayuda a crecer como persona, el poder escuchar diferentes puntos de vista de una misma situación y poder compartir los mios con personas tan diferentes y tan iguales como las que estamos sentados en la tertulia. De pronto suena el teléfono y es mi hermana, al ver el numero en la pantalla, creo saber que ocurre,  descuelgo y le pregunto: ¿qué le pasa a Papa? (el hombre esta viviendo de prestado desde hace 4 navidades que  le dio un gran infarto al corazón) estamos acostumbrados a uno o dos sustos al mes, así que eso era lo que esperaba, entonces me dice, con voz llorosa, no, es mama, estamos en urgencias, los médicos dicen que parece un infarto.
Me despido con urgencia de los compañeros alegando un problemilla familiar y salgo corriendo a por el coche, llego al centro de salud y veo la ambulancia del 061 con las luces encendidas en la puerta, entro pregunto por la enferma y me pasan a la sala de reanimación donde varios médicos y enfermeras la rodean, en una actividad frenética que recuerda a las hormigas frente a un trozo de bizcocho caído, mi padre y mi hermana arrinconados en un extremo del cuarto y una enfermera nos pide que abandonemos la estancia, así lo hacemos, sin rechistar, entendemos que necesitan hacer su trabajo con tranquilidad e intimidad, salimos al pasillo que hace las veces de sala de espera, y lo encontramos ocupado por varias madres con cara de preocupación y  con sus hijos en brazos, todas con diarreas y vómitos de los críos, que parece que se ponen malos por empatía,¡¡¡ si Manolito vomita, yo también mami!!!!
Al final salen los médicos del 061 y yo decido ir con ellos en la ambulancia, el camino no es largo y a esa velocidad, menos, pero con las sirenas y con la tensión del momento, se me antoja interminable, llegamos al hospital y directamente a reanimación donde otra vez el "hormiguero " se pone en marcha y la inundan de cables tubos, etc...
Me llaman y he de firmar varios consentimientos de pruebas, la doctora me dice con claridad meridiana que la ven mal, algo que por cierto yo agradezco, la sinceridad, es una virtud y en estos casos más, después de los primeros momentos de confusión y cuando llega mi hermana, comienza esa calma tensa, que solo se respira en las salas de urgencias, cuando por un lado estás deseando que te llamen y por otro cuando lo hacen estás muerto de miedo porque no quieres que sean malas noticias,las caras en la sala de espera son similares, mezcla de sueño, cansancio, dolor en algunos enfermos (los más leves) que esperan pacientemente su tuno, todo es gris y silencioso, en una de esas largas e incomodas esperas entre prueba y prueba se escuchó un coche en la calle pitando, asomé mis naricitas para ver lo que ocurría, como buen cotilla que soy, y era una familia gitana, con una mujer mayor con bastante mala cara, todo sea dicho de paso.
Uno a uno fueron cumpliendose todos los estereotipos, ropa negra, moños, uno con un bastón y sombrerillo, por lo menos 7 en un coche de 5 plazas, y detrás de este otros 4 coches más y una "fregoneta"
de los coches fueron bajando hasta un total de 30 familiares con carritos de niños, críos de todas las edades y varias abuelas, todos llorando muy afectados entre todos los allí desplazados del clan familiar deberían portar varios kilos de oro en pulseras, pendientes, cadenas, anillos y demás alajas, a los quince minutos de estar allí debieron pensar que las penas con pan son menos penas, así que una de ellos fue al coche y trajo una bolsa con pan y embutido, y se pusieron a comer, en la sala de espera no sin antes ofrecer ""¿ustées gustan?"
a lo que casi al unísono respondimos todos los allí presentes:No gracias, buen provecho!! después de la cena llego la hora de la siesta, eran ya casi las tres de la mañana cuando a mi madre le dieron el ingreso definitivo en planta y me subí a la habitación con ella dejando  atrás el campamento improvisado, justo cuando me iba hacia el ascensor que me subiría  a la habitación escuché dentro de la sala: "richallll ´state quieto y duermete, un poquico jomio!!! se cerraron las puertas del ascensor a la vez que se dibujaba una sonrisa en mi cara

Horas más tarde en el silencio de la madrugada y mientras vigilaba el suero de mi madre me puse a pensar que aunque cumplian a la perfección con todos los estereotipos habidos y por haber aquella familia eran una piña en el dolor y supongo que también en  la alegría, ellos estaban todos allí compartiendo el sufrimiento, y yo estaba solo a los pies de la cama de madre, quizás por ser modernos estemos perdiendo valores de la familia clásica, como el respeto a los mayores, etc...

sábado, 11 de septiembre de 2010

El daño está hecho dicen algunos ¡¡¡DESPEREZATE!!!!

foto de google
Sábado por la mañana, relativamente temprano, desperezándome de camino al  sofá con un café en la mano y el portátil en la otra pensando en escribir, soñando con los ojos abiertos.

Fin de semana de lectura, de pelis en el cine y en la tele, de no pensar en nada más que no sea disfrutar de la preciosidad de mi esposa y de la gente que me importa, mientras fuera, el mundo se desmorona o se para y deja de girar, a mi me da igual, no estoy de humor para nada, ni para nadie.

Fin de semana en el pueblo de motos custom, de coches clásicos, de ferias de tapas y fiestas de J&B, tengo el facebook lleno de invitaciones a eventos y ni puñetera gana de asistir a ninguna, como mucho iré al cine y a casa con mi mujercita a retozar, a descansar y a cargar las pilas para lo que me espera la semana próxima y las siguientes hasta fin de mes 29 S HUELGA GENERAL, es desesperante pensar en lo mucho que nos jugamos y en lo poco que parece importar a algunos que la huelga sea un éxito o un fracaso, hay gente que no llega a comprender que si mostramos debilidad en este momento decisivo, no habrá marcha atrás y perderemos años de lucha y conquista de trabajo y recompensa, de mejora social...

¡El daño ya está hecho! dicen algunos y puede ser cierto pero sabemos de sobra que no será la última agresión que después vendrán la edad de jubilación y los periodos de calculo de la misma y entonces
¿no debemos los trabajadores de este país mostrar firmeza en el acto reivindicativo por excelencia que es la huelga para que se den cuenta los señores del gobierno que no vamos a permanecer impasibles por más tiempo perdiendo derechos y dinero?
Yo creo sinceramente que sí y para eso voy a trabajar con convencimiento, con ganas y con corazón para tratar de transmitir a todos los trabajadores de mi ámbito de actuación y en el tiempo que resta hasta la llegada del 29S, la necesidad de ir a la huelga.

Somos capaces de desperezarnos como clase obrera organizada y de ponernos en marcha y parar el país para parar los abusos que quieren imponernos.

PD: al final sabía que si me ponía a escribir terminaba hablando de la huelga....disculpen las molestias pero ocupa demasiado tiempo en mi cabeza ultimamente.

sábado, 4 de septiembre de 2010

PARAISOS CERCANOS

Foto de google
Salgo del trabajo y es media tarde, hace sol, el aire ya no es tan caliente como hace un mes a estas horas, llego a casa, me coloco unos vaqueros gastados, alguna gente no los definiría como gastados, le pondrían el calificativo de viejos directamente, busco en el cajón una camiseta que no desentone con el estado de conservación de los vaqueros, cosa que no es demasiado difícil, pues casi todas las que más me gustan son de similares características que los vaqueros que llevo puestos, vamos, en pocas palabras, que también están un pelín despellejadas. Bajo a la calle y antes de salir del portal me pongo las gafas de sol, miro a mi vieja vespa, me acerco a ella, meto la llave en el contacto, la vuelco un poco para que cargue el carburador de gasolina y zas!! primera patada y primer intento fallido de arranque, le tiro al aire y zas!! segunda patada, música angelical llega a mis oídos, el tatatataaa...del motor de mi vespa con sus 24 añazos bien llevados ¡¡¡que solo tiene tres años menos que mi esposa!!! me monto en ella, meto primera y me voy en busca de una carretera secundaria donde disfrutar del placer de viajar como lo hacían mis abuelos, con velocidades de 60 o 70Km/h deleitándome a partes iguales con el paisaje y con las curvas de la carretera, sin rumbo fijo, sin prisa, buscando un lugar donde ver el último segundo de la puesta de sol y volver a casa ya de noche con un poco de dolor de espalda (la suspensión de la vespa tampoco es ninguna maravilla) y con la cabeza totalmente despejada y con la certeza de saber que tengo paraísos cercanos y que además sé disfrutarlos.
saludos desde el paraíso de al lado de mi casa

miércoles, 1 de septiembre de 2010

mentiras








(la foto es sacada de google )
La mentira es algo que acompaña permanentemente a nuestro caminar por la vida

Está siempre presente
A veces dura, a veces piadosa
Pero la mayoría de las veces sucia y torticera.
Mentir en algo es  obligarte a estar permanentemente en alerta para tratar de que no te pillen en el engaño.

El miedo se te mete en las tripas y llega un día en el que te das cuenta que aquello por lo que mentiste ya casi no tiene sentido puesto que el ejercicio de ocultación de la verdad al que estás permanentemente  expuesto te deja mentalmente exhausto  y no consigues disfrutar de nada a tu alrededor que no sea la audacia que requiere la ocultación de la verdad.

Al final nada tiene sentido sino seguir manteniendo viva la propia mentira, y en esa dinámica nos vamos moviendo permanentemente, es una espiral sin sentido que no nos deja seguir avanzando en nuestra vida sino es rodeados de mentiras y más mentiras.

 Algunas mañanas envuelto en un valor que sabes que no tienes te miras al espejo y te dices a ti mismo “hoy no voy a mentir ni una sola vez”

Es entonces cuando llegas al trabajo y tu jefe te grita desde la puerta de su despacho : ¡¡¡¡Le falta mucho al informe !!!!
 Y tú de manera automática respondes : Solo imprimir  (aunque sabes que los gráficos están a medio terminar y que necesitaras toda la mañana para hacerlo) y de nuevo estás preso de la mentira y antes de ponerte a meter datos para los gráficos ya estás pensando una excusa para dentro de diez minutos cuando te pidan el informe... 

MENTIRAS, NOS RODEAN, NOS OPRIMEN, NOS ESCLAVIZAN.