Páginas vistas en total

pasan por aquí con asiduidad

sábado, 4 de septiembre de 2010

PARAISOS CERCANOS

Foto de google
Salgo del trabajo y es media tarde, hace sol, el aire ya no es tan caliente como hace un mes a estas horas, llego a casa, me coloco unos vaqueros gastados, alguna gente no los definiría como gastados, le pondrían el calificativo de viejos directamente, busco en el cajón una camiseta que no desentone con el estado de conservación de los vaqueros, cosa que no es demasiado difícil, pues casi todas las que más me gustan son de similares características que los vaqueros que llevo puestos, vamos, en pocas palabras, que también están un pelín despellejadas. Bajo a la calle y antes de salir del portal me pongo las gafas de sol, miro a mi vieja vespa, me acerco a ella, meto la llave en el contacto, la vuelco un poco para que cargue el carburador de gasolina y zas!! primera patada y primer intento fallido de arranque, le tiro al aire y zas!! segunda patada, música angelical llega a mis oídos, el tatatataaa...del motor de mi vespa con sus 24 añazos bien llevados ¡¡¡que solo tiene tres años menos que mi esposa!!! me monto en ella, meto primera y me voy en busca de una carretera secundaria donde disfrutar del placer de viajar como lo hacían mis abuelos, con velocidades de 60 o 70Km/h deleitándome a partes iguales con el paisaje y con las curvas de la carretera, sin rumbo fijo, sin prisa, buscando un lugar donde ver el último segundo de la puesta de sol y volver a casa ya de noche con un poco de dolor de espalda (la suspensión de la vespa tampoco es ninguna maravilla) y con la cabeza totalmente despejada y con la certeza de saber que tengo paraísos cercanos y que además sé disfrutarlos.
saludos desde el paraíso de al lado de mi casa

4 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

El paraíso, siempre estará entre los dedos de nuestras manos. Sólo tenemos que saber buscarlo, y saber ganarlo.

Saludos y un abrazo.

Norah dijo...

Guauuuuu, ¡que ganas me han dado de tener moto! Realmente el paraiso está dentro de cada cual..o el infierno. Me alegra que tú sepas cual es el tuyo. Un beso

El antifaz dijo...

Muchas muchas veces nos cautivan los paisajes lejanos por la novedad que representa, e ignoramos que en la puerta de casa hay una maravilla; doméstica, pero maravilla.

Saludos.

leamsi dijo...

gracias a los tres por pasar a leerme de vez en cuando , me encanta saber que comparto lo que escribo con vosotros